Nissan invertirá 800 millones en China para aumentar un 40% su producción

La japonesa prevé alcanzar los 2,1 millones de unidades anuales

Tiene como objetivo convertirse en la tercera firma del país

Nissan
Logo de la automovilística Nissan. Reuters

El fabricante de automóviles Nissan, junto con su socio local Dongfeng Group, tiene previsto invertir cerca de 800 millones de euros para incrementar un 40% su capacidad de fabricación de vehículos en China hasta 2021, según informaron este lunes fuentes conocedoras del plan.

Esta iniciativa se enmarca dentro del plan estratégico de la corporación automovilística japonesa para el mercado chino, con el que aspira a convertirse en una de las tres principales firmas del sector en el país, para lo que realizará una inversión de unos 7.700 millones de euros. El desembolso que tienen previsto realizar Nissan y Dongfeng permitirá que la capacidad de fabricación de la joint venture que mantienen ambas firmas en China crezca hasta los 2,1 millones de unidades anuales.

Nissan comercializó alrededor de 1,5 millones de vehículos en el mercado chino durante el año pasado y su previsión es alcanzar un volumen de 2,6 millones de coches para el ejercicio 2026. En la actualidad, Nissan y Dongfeng producen automóviles en China en dos plantas y prevén abrir una nueva en Wuhan, que podría tener una capacidad de 300.000 unidades al año.

El plan estratégico de la empresa conjunta que mantienen Nissan Motor y Dongfeng Group para los próximos cinco años contempla inversiones en nuevos productos, así como en operaciones y actividades de producción, de Investigación y Desarrollo, de Recursos Humanos, de responsabilidad social y de crecimiento sostenible.

Dicho plan prevé que las matriculaciones anuales de la compañía se incrementen casi en un millón de unidades, hasta los 2,6 millones de coches, mientras que la facturación se elevará hasta unos 38.461 millones de euros.

Este plan de Nissan se suma al de otra compañía japonesa, Toyota, que anunció la semana pasada que planea aumentar su capacidad de producción en dicho país en un 20%. Para ello, se espera que la automovilística invierta unos 226 millones de euros. El Gobierno chino aseguró que eliminaría en 2018 las limitaciones para las empresas extranjeras que produjesen coches eléctricos, en 2020 para los vehículos comerciales y en 2022 para todos los automóviles.

Normas