Cinco estrategias para invertir con turbulencias

Las recientes caídas ofrecen oportunidades y también riesgos de cara a intentar recomponer la cartera de aquí a fin de año.

La apuesta por valores con alta rentabilidad por dividendo o fuerte componente doméstico son algunas fórmulas para evitar nuevas pérdidas

Cinco estrategias para invertir con turbulencias Ampliar foto

El hecho de que en agosto la mayoría de los inversores estén de vacaciones no supone precisamente una época tranquila para la Bolsa. Aun al contrario, la caída en los volúmenes de contratación por la ausencia de operaciones provoca que ante cualquier acontecimiento, los valores y los índices registren fuertes oscilaciones. A la incertidumbre generada por las amenazas de guerra comercial de EEUU y China y las negociaciones del brexit se ha unido un nuevo factor en las últimas semanas, la crisis de Turquía.

“Lo primero de todo, sería importante relativizar el impacto de la crisis turca en los mercados. Es cierto que en el caso de algunos valores, como BBVA, los ingresos que se obtienen en el país son considerables (12% del beneficio), pero no son tantas las entidades que tienen una exposición directa y elevada a Turquía”, explica Victoria Torre, jefa de análisis y producto de Self Bank. La analista cree que esta crisis es un factor más de incertidumbre aunque no más relevante que aspectos como la guerra comercial, la evolución del brexit, los resultados corporativos o, sobre todo, la retirada de estímulos de los bancos centrales.

Como consejo general e, independientemente de dónde se invierta, la experta recuerda que no es buena idea irse de vacaciones y dejar nuestras carteras de lado. Y para encarar las turbulencias actuales e intentar reparar daños de cara a lo que queda de ejercicio, hay algunas estrategias con las que apurar rentabilidad.

  • Compañías con elevados dividendos. Como suele ser habitual en momentos de turbulencias, los valores defensivos han registrado un mejor comportamiento que el resto tanto en EE UU como en Europa en las últimas jornadas. De hecho, ésta es una de las estrategias recomendadas para el momento actual. Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities apuesta por valores que aseguren el pago de dividendos. En la Bolsa española, el analista confía en Enagás, Iberdrola y Logista, que ofrecen rentabilidades por dividendo estimadas para 2018 a precios actuales del 6,4%, 5,2% y 4,6%, respectivamente. En Europa se decanta por la alemana RWE (con rentabilidad del 3,3%) o Eon (6,3%), la francesa Engie (5,8%) o la portuguesa EDP (5,6%).
  • Cartera europea con valores defensivos. La firma de análisis gala AlphaValue tiene una cartera modelo compuesta por 20 valores que se ha ido adaptando a los momentos actuales con valores de corte más defensivo. De hecho, las dos últimas incorporaciones a la cartera son claramente defensivas, Novartis y Danone. La casa de apuestas deportivas británica GVC Holdings, London Stock Exchange o el fabricante de móviles suecos Nokia son algunas de las compañías que forman parte de la misma.
  • Valores domésticos para evitar riesgo divisa. Si se desea evitar riesgos como el contagio visto estos días al conjunto de emergentes, el refugio está en compañías con fuerte peso doméstico. Esta es la estrategia recomendada por Victoria Torre, de Self Bank. “Si miramos las cuentas de las compañías del Ibex 35 del primer semestre, veremos que precisamente ha sido el negocio interno el que más alegrías ha dado, algo que no ocurría desde hace 10 años. La buena marcha de la economía española ha ayudado mucho a impulsar el negocio de las empresas dentro del territorio nacional, si bien es cierto que dos tercios de los ingresos de nuestras grandes compañías siguen procediendo del exterior”, explica la experta. Siguiendo el consejo de Self Bank, entre las compañías con fuerte exposición al mercado nacional, podríamos encontrar a algunos bancos como Bankia o CaixaBank y a otras empresas como Merlin y Red Eléctrica. “No obstante, hay que considerar que la previsión de crecimiento para este año sigue siendo alta en nuestro país, pero que la incertidumbre política podría generar incertidumbre en el medio plazo”, avisa la experta. Por su parte, Darío García, analista de XTB, también apuesta por centrarse en el mercado nacional. Entre otros valores sugiere Amadeus e IAG. Estas dos compañías no están expuestos a la crisis turca y su sector lo está haciendo especialmente bien. “La tecnológica ha incrementado la cartera de clientes e IAG se está aprovechando de los conflictos internos que tienen sus competidores, atendiendo principalmente a Ryanair, donde Iberia Express se ha visto beneficiada. Además del impacto positivo de la leve caída en los precios del crudo”, explica.
  • Invertir en bancos y tecnológicas de EE UU. En estos últimos días en los que Turquía ha pasado a ser otro nuevo quebradero de cabeza para los inversores, los expertos de Bankinter se reafirman en su recomendación de invertir en Bolsa estadounidense con un S&P 500 que acumula una revalorización de más del 6% desde enero. En este mercado, los sectores bancario y tecnológico de EE UU son dos de las preferencias de Bankinter. En el primer caso y por ese orden, la firma de análisis recomienda Bank of America, JPMorgan, Morgan Stanley y Citigroup. En cuanto a las tecnológicas, se decanta por Amazon, Apple, Microsoft y Salesforce. 
  • Cómo sacar partido de la guerra comercial. La amenaza proteccionista ha presionado en las últimas semanas al sector de bienes básicos, específicamente a los metales industriales y preciosos y por ende a las empresas mineras. Alexander Londoño, analista de ActivTrades, asegura que “las empresas más expuestas a la guerra comercial son aquellas a las que más les afectan los aranceles. Por ejemplo, en EE UU las empresas Boeing y Caterpillar, ambas gigantes de la industria, son las que más podrían sentir los efectos de los aranceles al acero y al aluminio”. El analista explica que las acciones de Boeing, que perdieron un 6,9% durante el útimo mes, se han recuperado en los últimos días. Y es que “pese a que la guerra comercial ha afectado a ciertas empresas, también podría brindar oportunidades de compra a precios más bajos como es el caso de Boeing”. Para los analistas de UBS, la caída en Boeing fue una oportunidad para comprar las acciones a un precio más bajo, aparte de las buenas perspectivas de beneficios que manejan para la compañía. El envio por parte de China de un equipo negociador a Washington también beneficiará a las empresas mineras y al sector de bienes básicos como Glencore, BHP Billiton y Rio Tinto.
Normas