El euro pierde en seis meses el 9% de su valor frente al dólar

La moneda cotiza a 1,133 dólares, el mismo nivel de julio de 2017

Dólares, yenes y francos suizos son el refugio para inversores

El euro pierde en seis meses el 9% de su valor frente al dólar

El euro sigue en horas bajas. La fortaleza de la economía de Estados Unidos, junto con la expectativa de nuevas subidas de tipos de interés por parte de la Reserva Federal, el próximo mes, han hecho que su moneda sea muy demandada y se fortalezca frente al euro, que registra su menor nivel en 13 meses.

El euro se intercambió ayer por 1,133 dólares, un registro que no se había visto desde julio de 2017. En los últimos seis meses ha perdido un 9% de su valor frente la moneda norteamericana.

El factor macroeconómico y el de la subida de tipos son claves para explicar esta tendencia, pero ha sido la crisis turca la que la ha agudizado. Las dudas sobre la exposición de los bancos europeos a Turquía han derivado en una mayor demanda de otras divisas consideradas como ultra seguras, como el dólar, el franco suizo o el yen japonés.

El yuan chino también sufre

  • Depreciación. La moneda china ha perdido cerca de un 10% de su valor frente a los dólares en tan solo seis semanas. El yuan ha marcado su nivel más bajo desde julio de 2017.
  • Dudas macro. La devaluación del yuan de los últimos días se ha debido a una serie datos macroeconómicos algo peores de lo que esperaban los analistas. Esto ha generado especulaciones sobre una potencial intervención del Banco Central de China para impulsar el valor de su moneda.

“En los momentos de turbulencias en los mercados, con los problemas de Turquía y su potencial contagio a otras economías emergentes, el dólar es para los inversores una de moneda refugio”, explica a Reuters Bart Wakabayashi, de la firma State Street Bank.

La divergencia entre las políticas monetarias y económicas de Estados Unidos y de Europa seguirá presionando en los próximos meses hacia la paridad euro-dólar, de acuerdo con la mayoría de analistas del mercado.

Algunas firmas de inversión ya especulan con que la divisa europea podría quedar por debajo de la estadounidense, a medida que se concreten los planes expansivos anunciados por el presidente estadounidense Donald Trump, se incrementen las tensiones ­inflacionistas y la Reserva Federal suba lo tipos de interés hasta el 2,5%, frente al 0% el 0%.

El Banco Central Europeo (BCE) no tiene previsto subir los tipos hasta, al menos, el otoño de 2019, para tratar de seguir impulsando la aletargada economía de la eurozona.

Mientras que Estados Unidos los bonos del Tesoro a 10 años ofrecen una rentabilidad cercana al 3%, en Europa, los bonos del Gobierno alemán a 10 años solo rentan un 0,3%. Esto ha provocado que muchos inversores y gestores de fondos estén rotando sus carteras y comprando deuda norteamericana, lo que aumenta la demanda de dólares y fortalece la divisa.

El dólar no solo está ganando la partida al euro. Casi todas las monedas del planeta se están devaluando frente a la divisa estadounidense, especialmente las de países emergentes. El peso argentino ha perdido más de un 37%, el real brasileño un 14%, el rand de Sudáfrica un 13%, igual que el rublo ruso.

Mención aparte merce la lira turca. El enfrentamiento abierto entre el Gobierno de Ankara y la administración Trump ha dañado la credibilidad del país y disparado las dudas sobre su capacidad de repago de la deuda emitida en dólares. Esto ha llevado la lira turca a dejarse hasta un 45% frente al dólar, aunque ayer recuperó parte del terreno perdido y subió un 8%, después de que el Banco Central de Turquía pusiera en marcha medidas para garantizar la liquidez.

Normas