Ardian y Gavio pugnarán con Atlantia y ACS desde un nuevo gigante de las autopistas

El fondo francés y el conglomerado italiano ultiman el tercer grupo mundial

Tendrá más de 4.000 kilómetros y un valor de unos 6.000 millones

Tramo de la autopista Ecovías, una de las operadas por el grupo italiano Gavio a través de Ecorodavías.
Tramo de la autopista Ecovías, una de las operadas por el grupo italiano Gavio a través de Ecorodavías.

Dos de los mayores actores europeos del sector de las infraestructuras, el fondo francés Ardian y el grupo italiano Gavio, ultiman la puesta en marcha de una estrategia conjunta y global en el negocio de las autopistas. El fondo va a ejecutar antes de que concluya el mes la toma del 40% de una operadora de nueva creación en la que Aurelia, holding de la familia Gavio, tendrá el 60%. La sociedad surgirá como tercera concesionaria mundial, tras Atlantia y Vinci, con 4.150 kilómetros en operación y una valoración que en el mercado se estima en unos 6.000 millones de euros. Los activos llegarán trasvasados desde el grupo cotizado ASTM/Sias, propiedad de Aurelia.

Las negociaciones comenzaron de forma no vinculante a finales de abril y han entrado en vía rápida en estos últimos días al concluir las auditorías internas. Este matrimonio se interpreta en el sector de las infraestructuras como una clara reacción al movimiento de calado que supuso la compra de Abertis por Atlantia y ACS. También se trata de dar respuesta a la exigencia del mercado de enormes jugadores para la disputa de proyectos cada vez más grandes.

La familia Gavio, principal rival de los Benetton (Atlantia) en el tablero italiano de las autopistas, tenían intención de crecer en el exterior, y Ardian buscaba una plataforma para atreverse con concesiones en mercados como Estados Unidos y Australia. Estos dos últimos fueron fijados como objetivo prioritario por ACS y Atlantia cuando lanzaron sus opas sobre la catalana Abertis.

La familia Gavio tendrá el 60% del operador, por un 40% en manos de Ardian. En el objetivo está la entrada en EE UU y Australia

Además de competir en Italia, donde opera 1.423 kilómetros de carreteras de peaje en el entorno de Milán, Parma o Turín, el grupo Gavio tiene presencia en Reino Unido y pugna con Abertis en Brasil. Al otro lado del Atlántico controla la concesionaria cotizada Ecorodovías, con 2.640 kilómetros bajo gestión en ejes que comunican a Rió de Janeiro, Sao Paulo, Curitiba o Porto Alegre, entre otras ciudades.

La experiencia en Brasil y la presencia con un negocio constructor tanto en ese mercado como en la costa Este de EE UU, será utilizada para buscar la entrada en otros mercados de las dos Américas. Y es que Aurelia cuenta con la especialista en proyectos llave en mano (EPC en el argot de la ingeniería) Itinera, con ingresos anuales por 400 millones y una cartera de obras de 4.000 millones de euros. Esta constructora, a su vez, tiene una participación de control en una de las cinco mayores contratistas del área de Nueva York, Halmar International.

Pese a la firme decisión de explorar nuevos destinos, Brasil seguirá siendo un mercado prioritario para la nueva concesionaria a la vista de la caída de la mayor constructora local, Ode­brecht, y de la necesidad que tiene el país de nuevas infraestructuras financiadas por el capital privado.

Gavio, con unos ingresos anuales de unos 2.600 millones y una plantilla de 10.000 trabajadores, tiene en los peajes su principal negocio. La alianza con Ardian debe aportar fortaleza para entrar en la gran liga de las concesiones, donde actualmente figuran Atlantia, ACS, la francesa Vinci o los grandes fondos de infraestructuras. Otras referencias en el negocio, como Ferrovial y Acciona, también han conseguido colocarse en Norteamérica y Australia, contando ambas con constructora propias para atender el lanzamiento de sus proyectos, al igual que Gavio.

Pendiente de España

La gestora de fondos Ardian, por su parte, cuenta con activos bajo gestión por 67.000 millones de dólares, volumen que la convierte en uno de los mayores jugadores europeos de la inversión privada. La nueva aventura con la familia Gavio se convierte en su mayor apuesta en el sector de las infraestructuras.

En España cuenta con un 10% de CLH y concesiones como los túneles de Vallvidrera y del Cadí, y está atenta tanto a la relicitación de las autopistas quebradas como al plan de colaboración público privada en materia de carreteras, conocido como PIC. Para ello cuenta aún con unos 1.000 millones de su cuarto fondo de infraestructuras

El primero de los procesos, la reventa de las radiales y demás concesionarias liquidadas a lo largo de este año, ya no saldrá adelante en 2018 ante el retraso de los pliegos de licitación, según argumenta el Ministerio de Fomento. En cuanto al PIC, para el que Ardian ha colocado a su concesionaria portuguesa Ascendi en un consorcio junto a Copisa y Elsamex, los pliegos también acumulan retraso. Esta vez se achacaba a la falta de acuerdo entre Fomento y Hacienda en el reparto de riesgos con el sector privado.

Pese a ello, el ministro español de la obra pública, José Luis Ábalos, ha avanzado que en 2018 podrían ver la luz tres concursos del PIC, por un total de 800 a 1.100 millones, para sacar adelante nuevas carreteras de alta capacidad en el entorno de Murcia y en la Comunidad Valenciana.

A buen seguro, el fondo Ardian estará en la línea de salida.

Los próximos pasos para Abertis

Salida de la Bolsa. Abertis lleva mañana miércoles a una junta extraordinaria su definitiva exclusión bursátil. Tras la opa acordada por Hochtief, ACS y Atlantia, la constructora alemana controla el 92,8% del capital de la concesionaria catalana (sumadas las acciones en autocartera). Se trata ahora de alcanzar el 100% con el pago de 18,36 euros por acción a los accionistas que no acudieron a la citada opa.

Reducción de capital. En la reunión de mañana también saldrá adelante una reducción de capital a través de la amortización del 7,95% (78,8 millones de acciones) en autocartera.

Desembarco italiano. Una vez celebrada la junta, los tres socios en Abertis deben constituir una sociedad a la que Hochtief transferirá el capital de Abertis. Atlantia tendrá el 50% más una acción de esa instrumental, ACS tomará un 30% y Hochtief se hará con un 20% menos una acción. Se materializará, de este modo, la entrada de Atlantia en la concesionaria que a día de hoy preside Marcelino Fernández Verdes, CEO de ACS y primer ejecutivo de Hochtief.

Resultados. Una vez que ha abandonado el grupo de grandes cotizadas españolas, Abertis deja de presentar sus resultados este mes de julio y, muy probablemente, podría dejar de mostrarlos en público.

Normas