Volvo aumenta un 43% su beneficio en el primer semestre del año

La compañía ha ganado en los primeros seis meses del año 1.465 millones de euros

Han incrementado el volumen de ventas un 15,7%

Logo del fabricante Volvo.
Logo del fabricante Volvo. Reuters

El fabricante de automóviles Volvo ha alcanzado los 15.180 millones de coronas suecas (1.465 millones de euros al cambio actual) de beneficio neto durante los primeros seis meses de 2018, un 43% más que el año pasado, ha informado este jueves la empresa. El presidente y consejero delegado de la firma, Martin Lundstedt, ha asegurado que la demanda de los principales mercados de Volvo fue “sólida” en el segundo trimestre de 2018, y que tanto el negocio de vehículos como el de servicios continuaron creciendo “a un buen ritmo”.

El grupo Volvo ha cerrado el primer semestre de 2018 con una facturación de 192.767 millones de coronas (18.715 millones de euros), lo que supone un incremento del 16,9% respecto al mismo período del año anterior. De igual forma, ha habido una mejora en el beneficio operativo ajustado, hasta alcanzar las 20.634 millones de coronas suecas (2.000 millones de euros) en el primer semestre de este año, un 36% más respecto a los 15.236 millones de coronas (1.469 millones de euros) del mismo periodo de 2017.

En relación al número de ventas, el volumen comercial de la empresa ha crecido un 15,7% desde el pasado mes de enero, llegando a las 111.145 entregas, respecto a las 95.985 que se comercializaron en el mismo ejercicio del año anterior. Solo en el segundo trimestre del ejercicio actual, la empresa ha vendido un total de 59.571 vehículos en todo el mundo, lo que supone una subida del 14,4%.

Lundstedt ha declarado que el grupo Volvo es una empresa con activos fuertes y cuya estrategia mejora la situación de la compañía tanto como la de sus clientes. En este sentido, el presidente y consejero delegado ha resaltado que desde la entidad continuarán realizando esfuerzos para mejorar la eficiencia en todo el grupo y, aunque aseguró que Volvo se mueve en la buena dirección, cree que la empresa cuenta con el potencial necesario para mejorar aun más en el tiempo.

Ha asegurado que en el futuro la compañía buscará alcanzar un equilibrio entre la inversión tecnológica y el fomento de áreas potenciales, en conjunto con el mantenimiento del coste y la flexibilidad empresarial.

Normas