Toyota, líder en híbridos, es el que más investiga en coches eléctricos

Es la marca que más patentes relacionadas con esta tecnología ha solicitado

Bosch saca la cara por la UE en un ranking copado por empresas japonesas

Toyota, líder en híbridos, es el que más investiga en coches eléctricos pulsa en la foto

Aunque no siempre los inventos que protegen acaban en el mercado, las patentes dan una idea de qué países y empresas están más interesadas en desarrollar una tecnología determinada y de quiénes están más cerca de tomar la delantera. Estadísticas de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) ofrecen pistas sobre quiénes podrían ganar la carrera del vehículo eléctrico.

Los datos de la agencia muestran con claridad la supremacía japonesa en la investigación de sistemas de propulsión eléctrica. Japón es el país que más familias de patentes internacionales relacionadas con esta tecnología ha solicitado entre 2005 y 2014 (último año del que se dispone información completa), exactamente 9.567, el 47% del total (20.311).

Le siguen Estados Unidos, con 3.135 solicitudes (el 15%) y Alemania, con 2.797 (13,8%). El cuarto lugar corresponde a Corea del Sur, con 1.822 (9%), y el quinto a Francia, con 724 (3,6%).

España, con 58 solicitudes en 10 años, ocupa una posición marginal (0,3%), por lo que no aparece en el listado de los 14 países más relevantes que completan China (383), Reino Unido (249), Suecia (210), Canadá (183), Taiwán (182), Italia (150), Austria (143), Suiza (102) e Israel (100).

En 10 años, España solo ha tramitado 58 solicitudes que representan el 0,3% del total mundial

“Los países que lideran la investigación en este campo son aquellos donde están los fabricantes de automóviles”, dice José Antonio Peces, examinador de patentes de la OEPM. “España fabrica coches, pero de multinacionales que toman las decisiones en sus países de origen, por eso, no tiene la propiedad industrial. La I+D es un tema de headquarters”, insiste.

Las familias de patentes son grupos de documentos presentados para proteger la misma invención en más de un país. Para elaborar la lista, la OEPM ha tenido en cuenta la nación donde se tramitó primero y generó el derecho de prioridad. Como las patentes no se publican hasta 18 meses después de solicitarse, ha contabilizado únicamente los expedientes presentados hasta 2014, “ya que debido a ese desfase, la estadística de los siguientes años está incompleta”, aclara Peces.

El ranking de inventores confirma la hegemonía nipona: 12 de los 20 primeros solicitantes son japoneses. Toyota es, de lejos, el líder mundial, con 10.715 patentes solicitadas desde 2000 hasta marzo de 2018 (el criterio seguido aquí no es la fecha de prioridad sino de publicación y, por eso, toma en cuenta datos más recientes).

Los cuatro puestos siguientes están copados también por firmas niponas: Nissan, Honda, Mitsubishi e Hitachi. Hay que desplazarse hasta la sexta casilla para encontrar a una europea: Bosch, que junto con Daimler (14ª) y Siemens (17ª), las tres alemanas, son las únicas representantes de la UE en el ranking.

A priori, resulta curioso que la marca que más investigaciones busca proteger en materia de electrificación sea Toyota, que siempre se ha mostrado cauta sobre las posibilidades de masificación de esta tecnología y ha preferido apostar por los vehículos híbridos.

Toyota C-HR
El C-HR, el crossover híbrido de Toyota, sería el primer modelo que la marca electrificaría del todo y lanzaría al mercado, empezando por China, probablemente en 2019.

Al respecto, Alejandro San Martín, portavoz de Toyota, explica que, si bien, el grupo piensa que ahora mismo los coches que combinan motor eléctrico y de combustión son más accesibles para los usuarios –“representan el 70% de nuestras ventas en España”–, eso no impide que explore todas las demás opciones: híbridos autorrecargables, enchufables, eléctricos de batería y de hidrógeno.

La marca se ha propuesto vender más de 5,5 millones de coches eléctricos (incluyendo los de batería e hidrógeno) al año a partir de 2030. También ha anunciado que en la próxima década lanzará 10 modelos de batería, empezando por China para luego ir entrando en otros mercados.

Para cumplir esta meta, el grupo investiga en baterías de estado sólido, que son más ligeras y almacenan más energía que las de níquel e ion-litio, que contienen químicos en estado líquido; así como en sistemas de carga inalámbrica (por inducción). 

Bosch, por su parte, invierte 400 millones de euros anuales en la búsqueda de nuevos avances en electromovilidad, sobre todo en células de baterías. “Esperamos que el mercado en masa de vehículos eléctricos despegue en 2020 y aspiramos a ser un actor principal en él”, comentan fuentes del grupo.

El próximo año lanzará el nuevo eje motriz eléctrico e-axle, que aumentará la autonomía de los coches. Además, en China trabaja con la startup estadounidense Nikola y el fabricante chino de motores para furgonetas y autobuses Weichai Power con el objetivo de promover el uso de pilas de combustible en vehículos de serie.

Normas