Previsiones de mercado

Pesimismo en las Bolsas: ¿Hasta cuándo durará la aversión al riesgo?

Los analistas invitan a la prudencia por el riesgo comercial y político

La temporada resultados empresariales será un aliciente para los inversores

Un corredor de bolsa trabaja en las oficinas del KEB Hana Bank de Seúl (Corea del Sur).
Un corredor de bolsa trabaja en las oficinas del KEB Hana Bank de Seúl (Corea del Sur). EFE

Finalizado el primer semestre del año, el segundo trimestre no comienza con buen pie. Confluyen varios factores de riesgo que presionan a las Bolsas y los inversores optan por huir de la renta variable. Los expertos creen que se mantendrán las incertidumbres en torno a la guerra comercial y la política en Europa, pero también ven catalizadores positivos, como los resultados empresariales. También los bancos centrales podrían ayudar a calmar los ánimos. 

Estas son las variables que marcarán el paso en los próximos días:

RIESGO COMERCIAL EN AUMENTO

La remisión de la amenaza comercial la semana pasada, que dio una tregua a las Bolsas, ha sido efímera. El riesgo comercial sigue en aumento y no parece que vaya a desaparecer en el corto plazo, con vueltas de tuerca (y nuevos tuits de Trump) cada día que pasa. Aunque muchos analistas opinan que no se llegará a desembocar una verdadera guerra comercial, los cruces de declaraciones y enfrentamientos entre EE UU y China y EE UU y Europa seguirán condicionando el comportamiento de los inversores, siempre que no se atisbe la paz.

El pasado viernes Trump sugirió que retiraría a su país de la Organización Mundial del Comercio.  Después su Secretario del Tesoro Mnuchin aclaró que esa retirada debería ser aprobada por el Congreso (en el que los republicanos de Trump tienen la mayoría). "Pero la sensibilidad de los mercados a la tozudez e insistencia de Trump se amplía", explica Ramón Morell, ETX Capital España.

Por su parte, Canadá ha anunciado represalias comerciales contra EE UU que acaban de entrar en vigor a importaciones por valor de 12.360 millones de dóalres en respuesta a los aranceles aplicados por EE UU al acero y al aluminio. Y el viernes entran en vigor los aranceles de EE UU a productos chinos por valor de 34.000 millones de dólares, y China ya ha anunciado la respuesta. El gigante asiático ha reducido los sectores y actividades económicas sujetos a restricciones para inversores y empresas extranjeras en sus Zonas de Libre Comercio de 95 a 45 actividades cerradas. Y la UE ha advertido a estados Unidos con la imposición de aranceles masivos si Estados Unidos establece barreras arancelarias al sector del automóvil

"A medida que aumenta la retórica proteccionista de Donald Trump, se va extendiendo la percepción en los mercados de que el proteccionismo de Estados Unidos podría afectar al crecimiento global", indica David Pina, analista colaborador de ActivTrades, que asegura que "hay muchos participantes de los mercados que creen que el incremento del discurso proteccionista que estamos viendo durante los últimos días no es más que una estrategia de negociación de Donald Trump. Si se confirma esta postura y surge algún principio de entendimiento entre EE UU y China, las presiones comerciales dejarán de bloquear a los mercados globales y podría esfumarse el reinante sentimiento de aversión al riesgo". En cualquier caso, no espera que se diluyan las tensiones arancelarias a corto plazo, y, añade, "la volatilidad se podría disparar por encima de la media durante los meses de julio y agosto por la propia caída del volumen de negociación que provoca el periodo vacacional".

"Cuando se vislumbre el inicio de una solución al conflicto, creemos que las Bolsas lo celebrarán con importantes alzas. Hasta entonces, es complicado que estos activos puedan obviar este factor de incertidumbre y recuperar la tendencia alcista que mostraron a finales de 2017 y a comienzos del presente ejercicio", indican en Link Securities, donde creen que este escenario invita a la prudencia y recomiendan "seleccionar muy bien las empresas en las que invertir, dando preferencia a las que muestren una elevada visibilidad en sus resultados, una fuerte capacidad para generar flujos de caja de forma estable y una atractiva política de remuneración al accionista, bien mediante el pago de dividendos, bien mediante la recompra de acciones"

EL GOBIERNO ALEMÁN, EN LA CUERDA FLOJA

La incertidumbre política nunca sienta bien a las Bolsas, y esta vez es el turno de Alemania, donde la coalición CDU-CSU se tambalea, dado que el ministro del Interior (Seehofer, líder del CSU) ha amenazado con presentar su dimisión por su desacuerdo con los acuerdos migratorios alcanzados por Merkel. En MacroYield esperan que "no hay ruptura, pero el riesgo se ha elevado".

Desde Link Securities explican que "la política volverá a convertirse en el principal lastre. Así, la incertidumbre cada vez mayor sobre la supervivencia de la gran coalición de gobierno en Alemania, tras el rechazo del CSU, aliado bávaro del partido de la canciller Angela Merkel, al acuerdo sobre inmigración alcanzado por los líderes de la UE la semana pasada, pesará en el ánimo de unos inversores que ven con temor el impacto que en el crecimiento económico y en la estabilidad de una debilitada UE podría conllevar la convocatoria de nuevas elecciones en este país para después del verano".

Renta 4 destaca que los mercados están recogiendo el incremento de tensiones políticas en Alemania, pero hoy podrían reunirse CDU y CSU para buscar una solución a la crisis política. En el departamento de análisis de Bankinter creen que "finalmente se alcanzará un acuerdo de mínimos que, con la mediación del presidente (Steinmeier), permitirá la supervivencia del actual gobierno de coalición liderado por Merkel. Sin embargo, el riesgo es real y Merkel enfrenta una situación compleja porque si cesa a Seehofer podría perder el apoyo de la CSU y si cede demasiado, será el PSD, el otro socio de Gobierno, el que podría retirarle su apoyo".

"En términos generales las Bolsas siguen mostrando cierta debilidad, presionadas por los distintos riesgos latentes (Italia, presiones en emergentes, normalización monetaria...), principalmente las tensiones comerciales, los cuales imprimen incertidumbre a los mercados. Aunque los niveles de volatilidad se mantienen bajos (<16%), han repuntado ligeramente, y parece pronto para pensar que la corrección se puede dar por concluid", apunta Renta 4.

NUEVO PRESIDENTE EN MÉXICO

Tal y como venían adelantando las encuestas, el candidato de izquierdas, López Obrador, ha ganado las elecciones en México, con el 53% de los votos. A pesar de ser el candidato menos deseado por el mercado, el hecho de que esta victoria estuviera descontada y los mensajes iniciales apaciguadores pueden explicar que el peso mexicano se haya apreciado tal y como explican desde MacroYield.

El nuevo presidente de México ha explicado que respetará la autonomía del banco central, que no subirá impuestos “en términos reales”, que seguirá los “cauces legales” en caso de revisar las concesiones para extracción de petróleo, que gobernará con pragmatismo y que ni nacionalizará compañías ni se retirará del NAFTA.

A raíz de estas primeras declaraciones tras ganar en las urnas, los expertos de Bankinter creen que el riesgo es reducido ya que López Obrador ha ido ganando pragmatismo con el tiempo, sobre todo después de su experiencia como alcalde de Ciudad de México.

“Es probable que fuerce la revisión de algunas concesiones para extraer petróleo en México, pero el principal riesgo es que aumente el gasto público de manera relevante para ampliar programas sociales sin encontrar nuevos recursos para incrementar ingresos fiscales, lo que aumentaría el déficit y la deuda públicas”, añaden.

RESULTADOS EMPRESARIALES EN EE UU, UN ALICIENTE PARA LAS BOLSAS

Los inversores no solo estarán pendientes en las próximas semanas de los diferentes frentes políticos que están abiertos a uno y a otro lado del Atlántico. Y es que recién cerrado el segundo trimestre del año, la semana que viene arranca la temporada de presentación de resultados en EE UU y los expertos esperan que sean buenos y que sirvan de estímulo a las Bolsas. Según las previsiones del consenso, el BPA del S&P500 avanzará un 20,1%.

“Aunque parte de la mejora se deba a la bajada de impuestos, transmitirán una sensación de seguridad que ayudará a que el dinero regrese progresivamente a las Bolsas”, explican en Bankinter.

Ramón Morell, de ETX Capital España, explica que si se confirma esta mejora del 20% supondría el segundo mejor trimestre desde el tercero de 2010.

LOS BANCOS CENTRALES, DE NUEVO EN LA PICOTA

Aunque el BCE no se reúne hasta finales de mes, los bancos centrales volverán a centrar la atención esta semana ya que entre los próximos jueves y viernes, se celebrará una convención de bancos centrales en Austria.

Según señalan los analistas de Bankinter, esta reunión puede “servir de altavoz a las ideas más hawkish o duras porque Weidmann (Buba) interviene el jueves desde un estado miembro que también es hawkish. En principio, eso sería malo para los bonos y bueno para las Bolsas”.

El BCE está comenzando el proceso de retirada de los estímulos aunque de una “forma gradual y extremadamente ordenada”, tal y como recuerda Juan José Fernández Figares, director de análisis de Link Securities.

A partir de septiembre, fecha en la que inicialmente acababa su programa de compra de activos en los mercados secundarios, el BCE reducirá las mismas a una mínima expresión para terminar con ellas a finales de año. Sin embargo, los tipos de interés oficiales a corto plazo no subirán en la eurozona hasta el próximo verano.

“Este escenario, en principio, debería favorecer a los activos de mayor riesgo en Europa, apoyados en una política monetaria todavía claramente acomodaticia, y podría, por el contrario, penalizar a la bolsa estadounidense si la Fed se ve obligada a acelerar “su retirada”, incrementando el ritmo al que está subiendo sus tasas oficiales para impedir el recalentamiento de la economía. Por tanto, los bancos centrales y sus decisiones serán fundamentales en la evolución de las bolsas en el segundo semestre”, añade Fernández Figares.

Normas