El bono de Santander para compensar al accionista de Popular cae un 5,5% tras marcar récord

La inestabilidad política pasa factura al sector financiero

La rentabilidad anual si el banco los amortiza en 2024 será del 4%

Bonos Santander Ampliar foto

Los bonos contingentes convertibles (cocos, en la jerga) son un instrumento financiero diseñado para absorber las eventuales pérdidas de una entidad financiera. No son acciones, pero se les parecen. Su evolución está más ligada a la renta variable que a la fija. Si el banco pierde un determinado nivel de solvencia, estos bonos se transforman en acciones.

Los cocos perpetuos entregados por Santander el pasado diciembre a los exaccionistas y expropietarios de deuda subordinada de Popular fueron un regalo. Al menos, no tuvieron que pagar nada por ellos. Su objetivo era compensar a los clientes de la entidad por unos títulos que perdieron todo su valor tras la resolución, el 7 de junio de 2017, de la entidad que presidía Emilio Saracho.

SANTANDER 4,65 -0,13%

Esta deuda, normalmente dirigida en exclusiva a inversores profesionales, cotiza en el mercado. Estos cocos debutaron con un precio del 78% sobre el nominal. Es decir, por cada 100 euros, el mercado estaba dispuesto a pagar 78. Solo unos días después, el bono tocó un mínimo en el 76,15% y después los inversores llevaron en volandas esta deuda a su máximo hasta el entorno del 86% del nominal. Estuvo cotizando en ese nivel desde mediados de febrero hasta mediados de marzo.

Los inversores más intrépidos, los que compraron en entorno de mínimos, llegaron a amasar unas plusvalías latentes en el entorno del 13% en unas semanas. Pero después llegaron las dudas en el mercado. El Ibex marcó el 26 de marzo su mínimo anual en 9.381 puntos. Pero las dudas provocadas por la reciente inestabilidad en Italia pasaron factura a la banca, y Santander marcó un mínimo anual el 31 de mayo a 4,6 euros por título.Al mismo tiempo, estos cocos volvieron a entornos de mínimo anual. A partir de ahí, se han recuperado, pero aun así caen alrededor de un un 5,5% desde los máximos.

Algunos expertos consideran que esta deuda puede ser atractiva para los inversores más arriesgados

El cupón del bono es del 1%, de forma que su rentabilidad anual al precio actual ronda el 1,3%. Si Santander amortiza los bonos al 100% en seis años y medio, como en principio está previsto, la rentabilidad anual que obtendrían los inversores rondaría el 4%. Algunos expertos señalan que la inversión puede ser atractiva para los inversores más arriesgados, aunque el producto es de gran complejidad. Los bonos son, de entrada, eternos, pero la intención del banco es amortizarlos al 100% del nominal a más tardar en diciembre de 2024. Si al final no los elimina, a partir de esa fecha deberán pagar una rentabilidad equivalente al midswap a cinco años –tipo de interés libre de riesgo a ese plazo– más 594,7 puntos básicos (5,947%).

Ahora, el midswap a cinco años está en el 0,3%, de manera que el inversor recibiría en torno a un 6,2%. Con esa rentabilidad, en un plazo de 16 años, el inversor, si ha cobrado el cupón, que es discrecional, habría obtenido un rendimiento del 100% sobre el importe de su inversión inicial en caso de que el banco no amortice. Lo más lógico es que la entidad destruya esos bonos una vez vencido el plazo de siete años, señalan fuentes financieras.

El bono se ofreció a los inversores que compraron acciones de Popular entre el 26 de mayo y el 21 de junio de 2016, en su última ampliación de capital. También, se ofertó a quien compró obligaciones subordinadas en las emisiones de 29 de julio y 14 de octubre de 2011. El bono se dirigía en total a 115.000 clientes del Popular. La aceptación fue del 78% de un máximo de 981 millones.

Cuánto interés pagan los ‘cocos’ de la banca

BBVA. El banco que preside Francisco González fue el primero en emitir cocos, allá por mayo de 2013. Y es el que más avanzado tiene sus deberes, con un 2% de sus activos ponderados por riesgo emitidos en estos instrumentos. Suman más de 5.500 millones, según Reuters. La rentabilidad de los que vendió en mayo de 2017 se sitúa en el 4,3%.

Santander. En marzo emitió 1.500 millones que pagan un 5,3%.

CaixaBank. La rentabilidad de los 1.250 millones que también colocó en marzo ofrecen un 6%.

Bankia. En julio de 2017 vendió 750 millones de euros que dan un 4,7%.

Sabadell. Colocó 750 millones, que pagan el 5,4%, en mayo de 2017.

Normas