Tecnología

IBM refuerza su "nube pública" para frenar el avance de Amazon y Microsoft

Creará 18 zonas reforzadas en seguridad y tolerancia a fallos dentro de algunos de sus centros de datos

Estarán repartidas entre Frankfurt, Londres, Dallas, Washington, Sidney y Tokio

Centro de datos de IBM.
Centro de datos de IBM.

El negocio asociado a la nube ronda hoy el billón de dólares (unos 836.000 millones de euros) y las previsiones es que esta cifra siga creciendo a medida que más empresas migren al cloud. Ante tan suculento negocio, IBM ha decidido mover ficha, con la intención de frenar el avance de Amazon, Microsoft y Google en esta industria.

El gigante azul, que cuenta con 60 centros de datos cloud repartidos en 19 países y seis continentes, anunció ayer en Cebit, la gran feria tecnológica alemana, que ha creado 18 nuevas zonas IBM Cloud en todo el mundo. La compañía aclaró que no se trata de centros nuevos si no de “zonas aisladas” dentro de los centros de datos con fuente eléctrica, refrigeración y conexión independientes para reforzar su seguridad y tolerancia a fallos.

Dallas, Washington DC, Londres, Frankfurt, Sydney y Tokio son las ubicaciones elegidas por IBM para desplegar esas 18 ubicaciones que refuerzan su nube pública. La empresa resaltó que este anuncio es “especialmente relevante” para los clientes que necesitan tener un mayor control de sus datos para dar cumplimiento a las regulaciones de sus países o regiones, como el nuevo reglamento europeo de protección de datos que han de cumplir las empresas que operan en la UE.

El negocio cloud de IBM generó una facturación de 17.700 millones de dólares (15.008 millones de euros) en los últimos 12 meses. Según un ranking de Forbes, la firma se posiciona en segundo lugar, pues en el mismo periodo Microsoft facturó por el cloud 20.800 millones y Amazon 19.240 millones. "¿Creemos que todas las cargas de trabajo de las empresas acabarán en la nube pública? Es probable que no, pero sí la gran mayoría, y pensamos que debemos ser un proveedor que ayude a nuestros clientes empresariales que decidan hacer ese viaje", aseguró Aki Duvver, gerente de producto mundial de IBM Cloud.

El gigante estadounidense, que también compite en este negocio con Google, aprovechó el Cebit para anunciar que se ha adjudicado recientemente algunos contratos importantes cloud, como el de la petrolera ExxonMobil, la empresa dedicada a salud de la vista Bausch + Lomb y el banco australiano. La primera, por ejemplo, se apoyará en IBM Cloud para impulsar su aplicación de pago móvil Speedpass, disponible para los automovilistas en más de 11.000 gasolineras en los EE UU. 

Normas