Íñigo Sagardoy: "es falso que el 100% del empleo de las nuevas plataformas sea precario"

"El impacto laboral de la robotización en España será menor"

"Se hacen reformas menores, pero hacen falta cambios profundos"

Íñigo Sagardoy, presidente de Sagardoy Abogados, durante el almuerzo-coloquio.
Íñigo Sagardoy, presidente de Sagardoy Abogados, durante el almuerzo-coloquio.

"La legislación laboral se va reformando, pero hacen falta cambios más profundos". El presidente de Sagardoy Abogados, Íñigo Sagardoy, ofreció ayer su diagnóstico sobre el estado del mercado de trabajo, en un momento en que España afronta una serie de cambios políticos que pueden derivar (si se configuran las mayorías parlamentarias necesarias) en una nueva reforma laboral. El jurista señaló tres elementos que, en su opinión, deben ser "pilares básicos" para enfrentarse a los grandes retos que se plantean en el ámbito del trabajo: mejorar la educación y la formación, desde la preescolar hasta la formación continua; abordar cambios sustantivos en la normativa, que incentiven el empleo estable; y, "a corto plazo", mejorar la protección social de las personas excluidas del mercado laboral.

En un almuerzo-coloquio organizado por Deusto Business School e ICADE Business School, Sagardoy señaló cuatro tendencias que atraviesan el mundo y que también deberán afrontarse en el ámbito del trabajo: la globalización; el impacto de las nuevas tecnologías; la desigualdad y el impacto demográfico del envejecimiento progresivo de las sociedades. "Pero tenemos un mercado laboral un poco disfuncional para abordar estos retos", advirtió.

El impacto de la robotización

El jurista, que fue presentado por la diputada socialista y exsecretaria de Estado Soraya Rodríguez, relativizó el impacto que en España tendrá la robotización. "Aún siendo importante, al ser la nuestra una economía de servicios, no creo que se cambie por máquinas a un número tan importante de trabajadores como en una sociedad más industrializada", auguró. En el ámbito concreto de los despachos de abogados, si consideró que "van a desaparecer" los puestos de trabajo más estandarizados y que aportan poco valor añadido. Sí se mantendrán aquellos que requieran "el juicio humano o de valor" que aportan los letrados.

Sobre la necesidad de regular un derecho de los robots y, en concreto, sobre cómo afrontar la incidencia que en la Seguridad Social puede tener la sustitución de empleados por máquinas en las empresas, Sagardoy remarcó que "si realmente se produce una hecatombe en los ingresos, quizás sí haya que crear algún impuesto" que palíe este impacto. 

Plataformas y 'startups'

Con relación a las nuevas plataformas colaborativas y startups, Sagardoy rechazó que "un 100%" del empleo que generan "equivalga a trabajo precario". "Hay personas que se ganan dignamente la vida trabajando para estas empresas y no quieren salir de ahí, porque prefieren ganar 2000 o 2400 euros al mes que pasar a ingresar 850 euros mensuales porque pasen a estar regidas por el convenio de mensajería", explicó.

En su opinión, el problema viene porque este tipo de trabajo "pase a ser su forma de vida" y no salgan "de esa dinámica", porque después de trabajar 10 años en una de esas plataformas y no haberse formado en nada más, pueden encontrarse en una vía muerta laboral. "La solución pasa por regulación: que haya derechos, que puedan negociar de forma colectiva, etcétera. Hay lagunas y huecos que pueden legislarse de tal manera que se cree una normativa que sea razonable y provechosa".

En relación con dos de los grandes agujeros negros del mercado laboral español, el desempleo juvenil y el de mayores de 45 años, el jurista también reclamó medidas. En la primera materia, advirtió que "hacen falta reformas sustantivas" para enfrentar la realidad de que "contratar a un joven a día de hoy es complejo". Así, Sagardoy demandó simplificar la contratación, unificar contratos y eliminar trabas burocráticas; regular mejor las becas; y dirigir la formación hacia los nuevos empleos.

Ante el drama "del que no se habla mucho" de los mayores de 45-50 años desempleados, "y que tienen una reinserción compleja", se mostró partidario de que la cultura y la práctica empresarial entienda que "pueden aportar mucho". "Es algo que ya está sucediendo; estamos trabajando con empresas que ya incorpora a trabajadores de estas edades para funciones de mentoring o coaching a los más jóvenes".

Pinche aquí para obtener la mejor información sobre el Derecho del Trabajo.

Normas