Política

Arrimadas no acude a la toma de posesión del Gobierno catalán y se rodea de los empresarios del Círculo de Economía

Argumenta que Torra solo gobierna para los que llevan los lazos amarillos

Pide que Sánchez convoque cuanto antes elecciones

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas.
La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas. Europa Press

La líder de la oposición, Inés Arrimadas, no acudió hoy a la toma de posesión del nuevo Gobierno de Quim Torra. La presidenta del grupo parlamentario de Ciudadanos en Cataluña, en su lugar, se siguió la clausura de las jornadas económicas que el Círculo de Economía organiza en Sitges. Arrimadas señaló que Torra cree que solo son catalanes los que llevan el lazo amarillo y por ello justificó su ausencia en la toma de posesión.

La líder de la oposición no ha abandonado el discurso duro contra el Gobierno de Quim Torra, aunque ha mostrado su voluntad de reunirse con él una vez que se ha conformado el nuevo Ejecutivo catalán. El académico y expresidente del Círculo de Economía, Antón Costas, reclamó ayer durante una mesa redonda con representantes de las formaciones catalanes que se reestablezca el diálogo en un clima de mayor cordialidad entre los bloques hoy enfrentados.

La última jornada de las reuniones anuales que el Círculo de Economía celebra cada año en Sitges debía concluir con el ya expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Arrimadas, como todos los miembros de Ciudadanos, repitió ante los medios la expresión Gobierno Frankenstein para referirse al futuro Ejecutivo de Pedro Sánchez. La líder de la oposición en Cataluña reclamó que el nuevo presidente del Gobierno convoque cuanto antes elecciones. El PSOE, de momento, no tiene prisa y ya ha dicho que su intención es presentar los Presupuestos Generales del Estado para 2019.

El Círculo de Economía reunió ayer a representantes de todos los partidos con representación en el Parlamento catalán, con la única excepción de la CUP, que rehusó la invitación. El encuentro se celebró después de la votación en la que Pedro Sánchez fue investido presidente, aunque el debate giró en torno a la propuesta que lanzó el Círculo de Economía este lunes con motivo de su XXXIV reunión anual. En él, este lobby pide que la Generalitat actúe dentro de los marcos legales y propone también medidas para superar la “fractura civil”. Defiende que se apruebe un nuevo estatuto con rango constitucional, un nuevo modelo de financiación y el reconocimiento de Cataluña como “comunidad nacional”.

 El líder del PSC, Miquel Iceta fue el más claro. “Estoy de acuerdo con el documento”. Y señaló que la opinión del Círculo de Economía es cercana a las posturas socialistas. “Debemos mirarnos a los ojos y buscar soluciones”, dijo Iceta, que defendió que el cambio de Gobierno abre una nueva etapa y nuevas oportunidades. En cualquier caso, señaló que la prioridad es alcanzar un pacto dentro de Cataluña. Una idea que también defendió la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas. Aunque hizo hincapié en que el diálogo solo será posible dentro de la ley. El presidente del PP en Cataluña, Xavier García Albiol, fue quien se mostró más escéptico y señaló que los independentistas no se conformarán ahora con una reforma de la financiación.

El diputado de Junts per Catalunya, Lluís Font, lamentó que el Gobierno central no hubiera presentado nunca una propuesta ante las reclamaciones soberanistas. El presidente del grupo de ERC, Sergi Sabrià señaló, en cambio, que el proyecto independentista no tiene marcha atrás y que su objetivo es que Cataluña sea un Estado. El debate fue amigable, algo que celebró el moderador Antón Costas.

Normas