El 75% de los consumidores desconoce la nueva norma de protección de datos

La confianza en una compañía es el parámetro más importante para intercambiar la información personal, según un estudio del ICEMD

El 89% de los españoles encuestados reclama más control por parte de las empresas

El 75% de los consumidores desconoce la nueva norma de protección de datos
Pixabay

La mayoría de los consumidores españoles no conoce el nuevo Reglamento de Protección General de Datos que entra en vigor el próximo 25 de mayo. Según un estudio del Instituto de Economía Digital (ICEMD) de la escuela de negocios ESIC, el 75% de los 1.054 encuestados en España no ha oído hablar de la normativa. Además de la falta de conocimiento, cuatro de cada cinco entrevistados están preocupados por la privacidad de sus datos y reclaman más control sobre su información personal.

El presidente del ICEMD, Joosp van Nispen, destacó que el estudio revela que los consumidores “tienen muy claro” cuál es el valor de sus datos. La mayoría de los entrevistados considera que las principales beneficiadas en el suministro de la información son las compañías. “A las empresas les conviene no ignorar esta situación”, explicó van Nispen, que considera que conociendo a los usuarios “se podrán diseñar estrategias para fidelizar a sus clientes y cuidar a su bien más preciado: el consumidor”.

Aproximadamente la mitad de los españoles encuestados siente que no controla el intercambio de sus datos. A la hora de facilitar información a las empresas, la confianza en una compañía es el aspecto más importante para una amplia mayoría de los entrevistados. Un 52% de la muestra cree que no puede impedir que las empresas faciliten sus datos a terceros y solo un 37% se ve capaz de obligar a una compañía que los borre. El estudio también revela que la privacidad online ya no es el principal miedo del consumidor, especialmente entre los más jóvenes.

Aunque el 81% de los encuestados valoró con 7 puntos sobre 10 su nivel de preocupación, el 58% coincide en que el intercambio de información personal forma parte de la economía moderna. De hecho, cuatro de cada cinco encuestados concibe sus datos como un activo con el que negociar. Un 61% es consciente de que puede pedir a una compañía ver los datos que almacena sobre ellos, y uno de cada cinco ya ha pedido verlos alguna vez, una cifra que aumenta en la generación Millenial. La mayoría cree que el consumidor es el responsable de su propia ciberseguridad.

Los perfiles

El estudio divide en tres perfiles a los consumidores respecto a su concepción en el intercambio de información. El 59% son catalogados como pragmáticos, suministran los datos en función de si el servicio que reciben de una empresa compensa la información aportada. Un 22% son conservadores, aquellos que no están dispuestos a facilitar sus datos ni siquiera por una mejora en las prestaciones que ofrecen las compañías. Los más jóvenes -un 19%- se muestran despreocupados, un tercer modelo en el que no genera rechazo la obtención y uso de su información personal. Hay un nexo en común entre los tres perfiles: la mayoría (92%) considera la privacidad como un derecho básico.

Normas