Air France se desploma lastrada por las huelgas y la crisis de liderazgo

El ministro de Economía francés advierte que la aerolínea está en riesgo de desaparecer

La acción pierde más de un 11% tras la renuncia del CEO y el mantenimiento de las huelgas

Un Airbus A319 de Air France, preparado para aterrizar en el aeropuerto parisino Charles de Gaulle.
Un Airbus A319 de Air France, preparado para aterrizar en el aeropuerto parisino Charles de Gaulle.

La crisis se agrava en Air France. A la renuncia de su consejero delegado, anunciada el pasado viernes, se suma una nueva jornada de huelga, la tercera en este mes de mayo. La consecuencia directa es el desplome de la compañía en Bolsa, que pierde esta mañana más de un 11% y cotiza por debajo de los 7 euros.

En medio del tornado, el ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, ha advertido a través de una entrevista ofrecida al canal BFMTV que “la supervivencia de Air France está en juego”, pidiendo responsabilidad especialmente a la plantilla.

Jean-Marc Janaillac dejará la aerolínea en un consejo de administración fijado para este miércoles tras ver rechazada su propuesta salarial por más del 55% de los trabajadores. Estos se manifestaron en una consulta, puesta en marcha por la empresa, en la que la participación superó el 80%.

Jean-Marc Janaillac dejará la aerolínea en un consejo de administración fijado para este miércoles tras ver rechazada su propuesta salarial por más del 55% de los trabajadores.

Desde finales de febrero se han producido 14 jornadas de huelga que han costado a la compañía más de 300 millones de euros. Sus resultados al cierre del primer trimestre presentan unas pérdidas de 269 millones y, como todo el sector, este emblema francés se enfrenta a un contexto de precios del combustible al alza. Desde un rival como IAG, el consejero delegado Willie Walsh advirtió el viernes que distintas compañías en el sector lo van a pasar mal a finales de año, tras haber incrementado su producción en la época de precios bajos del combustible y tener que responder ahora a un nuevo escenario con el barril por encima de los 75 dólares.

Con el Estado como primer accionista, con un 14% del capital, se ha señalado desde el Ministerio de Economía galo que las peticiones salariales de los trabajadores de Air France son “injustificadas” y que “el Estado no está para salvar a empresas que no hagan los esfuerzos necesarios de competitividad". El ministro Le Maire reclama la vuelta a la mesa de negociación a empresa y sindicatos con el objetivo de responder a la creciente competencia en el sector aéreo. "Si Air France no hace los esfuerzos de competitividad necesarios, Air France desaparecerá", aseveró Le Maire.

Una vez rechazada, la dirección ha retirado su oferta basada en un alza salarial del 2% este año y del 1,65% anual entre 2019 y 2021. Todo ello supeditado al crecimiento de la aerolínea. Los sindicatos, por su parte, exigen una mejora del 3,8% derivada de la inflación acumulada entre 2012 y 2017. Y al margen de esta, piden una subida del 1,3% en octubre para igualar la inflación estimada para 2018.

Con el Estado como primer accionista, con un 14% del capital, el Ministerio de Economía galo advierte que las peticiones salariales de los trabajadores son “injustificadas”

La historia recuerda a la vivida años atrás por Iberia, donde se ha pasado de unas pérdidas operativas de un millón diario en 2012 a un beneficio operativo de un millón por jornada al cierre de 2017. La aerolínea del holding IAG afronta en estos momentos la negociación de convenios laborales en plena recuperación, pero su presidente, Luis Gallego, ha advertido que no es momento de grandes concesiones. Iberia tratará de supeditar futuras mejoras salariales a incrementos de producción y rendimiento.

Otra de las antiguas compañías de bandera en profunda crisis es la italiana Alitalia, que pasa por proyectos de venta y despiece para intentar sobrevivir.

Normas