Valores para exprimir el jugo a los resultados del primer trimestre

Los expertos prevén que 2018 sea un año en el que las cuentas vayan de menos a más, en especial en los bancos

Los inversores seguirán las previsiones que arrojen las firmas para los próximos meses

mejores valores pulsa en la foto

Mediaset y Atresmedia han inaugurado la temporada de publicación de resultados en España, pero será el martes cuando la campaña comience a coger impulso con las cuentas de Santander e Iberdrola. En un momento en el que las tensiones geopolíticas han actuado de freno para la Bolsa, los inversores ven en los resultados la oportunidad para dejar a un lado el ruido y centrarse de nuevo en los fundamentales. Aunque los expertos no esperan noticias de gran calado, el mercado seguirá muy de cerca las previsiones para los próximos meses. En Renta 4 prevén aun así que las cotizadas se mostrarán cautas, después de que muchas hayan presentado sus planes estratégicos.

Banca: unos márgenes lastrados por los tipos

Los bancos se enfrentan la próxima semana a la primera prueba de fuego del año con la presentación de sus cuentas trimestrales. Después de un 2017 en el que las entidades que integran el Ibex 35 incrementaron un 7% su beneficio, el ejercicio ha comenzado con las mimas dudas: la dificultad de incrementar márgenes en un contexto de tipos cero. Gonzalo Sánchez, gestor de renta variable española de Gesconsult, no espera grandes sorpresas. “Va a ser un trimestre aburrido tanto en lo que respecta a volúmenes como en lo referente a tipos. Prevemos que este año el resultado de la banca vaya de menos a más. El punto clave será junio, mes en el que se espera que Mario Draghi despeje dudas sobre el proceso de normalización de la política monetaria, algo que ayudaría a aportar visibilidad al futuro del sector en Bolsa”, afirma. Las buenas noticias en este arranque de año llegarán de la mano de la rentabilidad de las operaciones financieras (ROF) algo que, según las previsiones que manejan en la firma, se dejará sentir en las cuentas de CaixaBank. “La mejora de la calificación de España permitirá a la cartera de bonos registrar un buen desempeño. A esto experto añade el buen comportamiento de la división de seguros”, explica Sánchez.

En la misma línea se mueve Diego Jiménez Albarracín, responsable de renta variable de Deutsche Bank, que señala a CaixaBank y Santander como los bancos que mejor lo podrían hacer. La división de crédito al consumo y el negocio en Brasil se convertirán en los principales catalizadores para Santander, aunque sin olvidar el impacto por las divisas.

Sánchez prevé que los números de Bankia sean flojos por el marcado sesgo hipotecario. La clave según el gestor estará en los datos que aporten sobre la integración con BMN. Para BBVA prevé que el impacto de la depreciación de la lira turca empañe sus resultados.

Materias primas: el motor de la mejora de los precios

Uno de los sectores que en las últimas sesiones está en el punto de mira de los inversores es el vinculado a las materias primas. Las medidas emprendidas por la Administración Trump para hacer frente a los competidores asiáticos, las sanciones económicas contra Rusia y el crecimiento económico generalizado están alimentando el alza de las materias primas. Esta misma semana, EE UU ha impuesto sanciones a empresas rusas productoras de acero y ante posibles problemas de escasez, las cotizaciones han subido. Ahora llega el turno de poner en negro sobre blanco el negocio de compañías como ArcelorMittal o Acerinox y ver si sus cuentas acompañan al renovado apetito de los inversores.

El departamento de análisis de Banco Sabadell prevé unos buenos resultados para el primer trimestre de 2018 de ArcelorMittal con una evolución favorable en todas sus divisiones y especialmente en América del Norte. “A futuro creemos que la visibilidad operativa es elevada, lo que invita al optimismo”, apunta. Esto sirvió el jueves para que la firma elevara a comprar desde vender y le otorgara un potencial de subida del 25%, hasta los 33,50 euros por acción.

Acerinox, por su parte, es una de las empresas beneficiadas por la rebaja de impuestos que entró en vigor en EE UU a comienzos de año –el 50% del beneficio se genera al otro lado del Atlántico–. No obstante, todavía es pronto para ver reflejada esta medida en las cifras que se publiquen el próximo 27 de abril. Gonzalo Sánchez prevé que en este primer trimestre se sitúe por debajo del registrado hace un año (98 millones de euros) por el impacto de la caída del precio del cromo. No obstante, el gestor prevé que a lo largo de 2018 se revierta esta tendencia y las cuentas empiecen a recoger la mejora del precio de las materias primas que se empieza a vislumbrar en el horizonte, en un contexto de crecimiento económico y ruido geopolítico.

Energéticas: el impacto del clima en la producción

A principios de febrero las noticias sobre los planes del Gobierno en materia de regulación hicieron saltar todas las alertas. Las intenciones del Ejecutivo siguen siendo una incógnita, aunque ello no es obstáculo que se hayan intensificado las operaciones corporativas en el sector.

Diego Jiménez Albarracín, de Deutsche, no espera sorpresas en las compañías dedicadas al transporte como son el caso de Enagás y Red Eléctrica. No obstante, el experto apunta como foco a vigilar en el caso de la gasista la evolución de las inversiones en Chile, foco de crecimiento para la compañía. En lo que a Gas Natural e Iberdrola se refiere prevé noticias positivas en el negocio hidroeléctrico gracias a las condiciones climatológicas. Según avanzó la empresa que preside Javier Galán en el primer trimestre aumentó su producción un 3,2%. A la climatología se suman también los efectos positivos de la reforma fiscal de EE UU. Más allá de los resultados, los inversores seguirán muy atentos a la puja que mantienen Iberdrola y Enel para hacerse con la brasileña Eletropaulo.

Antonio Sales, analista de XTB, señala que Siemens Gamesa empieza a salir de las tinieblas después de un 2017 en el que lanzó dos profit warning. En este inicio de año, el fabricante de aerogeneradores ha sumado nuevos contratos que han servido de impulso a la cotización. El experto confía en que esto tenga su reflejo en las cuentas y permita prolongar las subidas del año (19,25%).

Una mención especial es para Repsol, que en los últimos años ha efectuado un fuerte saneamiento para reducir deuda y rebajar los costes de financiación. El último movimiento fue la venta del 20% en Gas Natural, que le deja plusvalías de 400 millones. La petrolera debería verse beneficiada por unos precios del crudo más elevados. Además, es de las pocas que siguen ganando dinero con las actividades de refino.

Inmobiliario: cotizan a múltiplos muy exigentes

El sector inmobiliario renace con fuerza. A las recientes salidas a Bolsa de los últimos 12 meses se han sumado en este inicio de año las operaciones corporativas con la opa de Colonial sobre Axiare o la de Blackstone sobre Hispania, pendiente esta última de resolución. Dentro del inmobiliario hay que diferenciar entre socimis y las promotoras.

En lo que respecta a las primeras, Diego Jiménez Albarracín espera que los números de este inicio de año sean buenos y reflejen crecimientos por valor de activos así como en lo referente a ingresos por rentas. A pesar de ello el experto no cree que vayan a tener un fuerte impacto en la cotización pues aunque en Deutsche Bank se muestran optimistas con Merlin o Hispania (a esta última la incluyen en su cartera para el próximo trimestre) considera que estas cotizadas empiezan a mostrar signos de agotamiento. Es decir, cotizan ya a unos múltiplos muy exigentes. Merlin avanza un 9,7% en el año y dispone de un PER de 19,48 veces. Por su parte Hispania y Colonial repuntan un 11,9% y 13,6% respectivamente con un PER de 20,6 y 33,8 veces.

Desde Gesconsult descartan sobresaltos por parte de las promotoras. Gonzalo Sánchez señala que el resultado negativo del cuarto trimestre de 2017 registrado por Neinor fue un hecho puntual y aislado que no se trasladó al resto de competidores como Aedas. La pobre evolución del negocio en la recta final del ejercicio se debió a retrasos en licencias por construcción, algo que ha lastrado la cotización en este inicio de año en el que se deja un 14,3%. Asimismo, Sánchez defiende que en el mercado no existe inflación de costes pese a los últimos datos conocido de Aedas que cifran estos en el 3%. Por su parte, Metrovacesa publicará sus primeros resultados trimestrales tras la salida a Bolsa de febrero. Desde entonces el valor retrocede un 12,7%.

Otros 'blue chips': la deuda de Telefónica, en la diana

El jueves 26 de abril además de los resultados de Sabadell y Bankinter, el mercado prestará atención a Telefónica, uno de los peso pesados de la Bolsa española. La asignatura pendiente de la compañía que preside José María Álvarez Pallete sigue siendo la deuda. Aunque los expertos no esperan grandes avances sobre el proceso de desapalancamiento (a cierre de 2017 la deuda alcanzó los 44.230 millones) sí aguardan a conocer detalles sobre los esfuerzos que realizados para sanear el balance. En concreto, el foco atención estará puesto en las menciones que hagan referencia a cómo va la OPV de la filial de Argentina y más después de que AT&T cancelara la salida a Bolsa de su filial latinoamericana en el negocio de la televisión de pago por las actuales condiciones del mercado. El otro punto de atención estará puesto en la posible OPV de O2. En lo que respecta a la evolución del negocio Brasil se consolida como el principal impulso de las cuentas. Desde Deutsche prevén crecimientos de los ingresos de entre el 30 y 40%.

Inditex, que dispone de un ejercicio fiscal distinto (desde el 1 de febrero al 31 de octubre) presentará sus cuentas en junio. Conforme se acerque la fecha el mercado pondrá su atención en una compañía que en la recta final del pasado año experimentó una caída tanto en ventas como en margen bruto. Después de la corrección vivida en los últimos tres meses y medio (-15,6%), desde XTB prevén que la mejora de la rentabilidad del negocio online sirva para compensar la pobre evolución. “Estimamos para este primer trimestre un incremento en el beneficio operativo y en el margen bruto de explotación”, explica Antonio Sales. Por su parte, Jiménez Albarracín prevé que las malas condiciones climatológicas permitan esta vez incrementar los ingresos pues a diferencia de la ropa de verano, las prendas de abrigo disponen de unos precios más altos.

Normas