Guía para evitar ser víctima de un chiringuito financiero

La CNMV recrudece la batalla contra estas estafas que embaucan a personas de todo tipo

Utilizan las llamadas agresivas en las que les ofrecen rentabilidades disparatadas

Sebastián Albella, presidente de la CNMV.
Sebastián Albella, presidente de la CNMV.

¿Va a perder la oportunidad de triplicar sus ahorros? Le ofrecemos estrategias de inversión solo disponibles para altos patrimonios. Puede ganar 3.000 euros al mes para complementar su sueldo”. Si un teleoperador le suelta una frase similar o lee un anuncio con ese lema, incluso aunque la publicidad aparezca en páginas webs de prensa especializada, desconfíe.

El chiringuito financiero desarticulado el lunes por la Policía, que utilizaba ganchos como el anterior, ha causado destrozos económicos a cientos de personas, con alrededor de 12 millones estafados en sus apenas dos años de vida. El historial de la trama fraudulenta comenzó hace más de 20 años, como publicó el viernes CincoDías, pese a las múltiples advertencias y decisiones de la CNMV, el supervisor que vela por la protección de los inversores.

Los poderes del organismo que preside Sebastián Albella se limitan a avisar y, llegado el caso, a multar. El desmantelamiento definitivo deben hacerlo las fuerzas de seguridad. Pero existen unas claves básicas para no caer en las redes de estos estafadores.

La entidad debe estar registrada en la CNMV.

La cruzada del supervisor

Avisos. Desde el año 2006, los supervisores europeos han advertido sobre unas 4.500 entidades no autorizadas, mientras que la CNMV ha publicado cerca de 300 avisos de plataformas peligrosas para el inversor en el espacio de su página web dedicado a ello. El año pasado, el número de advertencias del supervisor español alcanzó su máximo con un total de 53.

Guerra total. La CNMV lanzó el año pasado un plan específico contra este tipo de fraudes. Recopila una vez al mes los nombres de las entidades advertidas y los difundirá a los medios de comunicación y en sus medios propios.

Actuaciones. La unidad de la CNMV especializada en este tema, que cuenta con unas 10 personas, monitoriza de forma activa páginas web sospechosas y redes sociales como Facebook y Twitter –una técnica que utilizan otros supervisores, como la FCA británica–, además de actuar tras recibir chivatazos en atención al inversor.

Procotolo. La CNMV, cuando tiene constancia de que hay una firma no autorizada, tiene como misión que esa entidad deje de actuar. Lo primero es frenar la sangría, después se tomarán las medidas sancionadoras.

Todos los intermediarios autorizados aparecen registrados en la página web del supervisor. Es tan sencillo como introducir el nombre en el buscador Por Entidades que aparece en la portada de www.cnmv.es. Ahí se mostrará la entidad siempre que esté autorizada para prestar servicios de inversión, también las extranjeras. Si no aparece como una firma con licencia, no debe trabajarse con ella. Es más, si la CNMV ha incluido a la entidad en su lista negra, se mostrará el siguiente mensaje: “Entidad objeto de aviso al público por parte de la CNMV”. El peligro es inminente.

Ojo con las promesas de altas rentabilidades

Los tipos están a cero, los depósitos de la banca pagan de media un 0,05% hasta un año. Las webs señaladas por la CNMV y que pueden encontrarse en su buscador de entidades advertidas, utilizan reclamos publicitarios del tipo: “Interés con su banco, 1%; con nosotros, un 11%”. Son estafadores y utilizan cualquier estrategia para robar el dinero a incautos. Apelan a las emociones, a la avari­cia, a certezas y garantías que no existen. Las opciones binarias, que estarán prohibidas incluso en los intermediarios autorizados a partir de mayo, y derivados apalancados sobre el mercado de divisas o warrants son reclamos de webs no autorizadas.

Convocan a personas mayores con la excusa de ponerles un documental y después los atacan

Convocan eventos, ofrecen formación e incluso colaboran con medios de comunicación

Emplean anuncios en prensa, foros de internet, incluso convocan jornadas formativas o colaboran con medios de comunicación. “Convocan a personas mayores con la excusa de ponerles un documental y después los atacan. Arrancan suave y a continuación lanzan un fraude masivo: es una escalada”, dice una fuente que conoce su modo de actuar.

Reclaman inversiones urgentes y exigen más dinero continuamente

La táctica de persuasión más habitual es la llamada de teléfono con técnicas de venta de alta presión o el correo electrónico. Una vez que ha entregado su número de teléfono al monstruo, el futuro estafado es acosado. Recibe llamadas varias veces al día en las que se le conmina a invertir bajo amenazas similares a esta: “Solo puedo ofrecerle esta oportunidad ahora mismo, no la deje pasar. Solo tiene ingresar otros 10.000 euros”. La urgencia de la inversión es un reclamo habitual. La prisa es mala consejera en el mundo de la inversión. En cualquier caso se necesita meditar la decisión.

Más dinero a cambio de liquidez

Otra clave es que, una vez captado por el chiringuito, el estafador se afanará en exprimir a la víctima hasta el último euro. Un modus operandi clásico es exigir más dinero a cambio de liquidez. “Si quieres retirar las ganancias es necesario que aporte otros 40.000 euros”, amenazaban a uno de los estafados, según uno de los testimonios recabados por este periódico. Utilizaban estas técnicas desde Stockscall, uno de los nombres con los que operaba la trama fraudulenta ya desactivada por la Policía.

El teléfono de atención al inversor de la CNMV, 900 535015, está para ayudar y denunciar

Está operativo desde las nueve de la mañana a las siete de la tarde y es atendido por técnicos del supervisor. Ahí puede consultar si una entidad está autorizada para prestar servicios de inversión así como cualquier otra cuestión. “Sobre normativa, servicios y productos existentes en los mercados de valores y sobre sus derechos y los cauces para ejercerlos”.

Nadie está a salvo de caer en sus tentáculos

Las encuestas realizadas por varios de los 38 supervisores que forman el comité de inversores minoristas de Iosco –la organización de las comisiones de valores de 115 países–, entre ellos la CNMV, revelan que el perfil real del estafado por un chiringuito está muy lejos del de una persona con bajos conocimien­tos financieros o del estereotipo de un individuo aislado, frágil e ingenuo. Al contrario. “Suele ser un hombre, de mediana edad, casado y con una buena formación académica”, señala Iosco. 

Normas