Por qué la Bolsa de Brasil esquiva la crisis política

El Bovespa sube más del 11% en el año y está en zona de máximos históricos

La recuperación económica del país carioca da alas a la renta variable pese a las incertidumbres políticas

Bovespa Ampliar foto

Soplan vientos favorables para la Bolsa brasileña con el permiso de los escándalos y la corrupción política a seis meses de que se celebren las elecciones presidenciales en el país. El Bovespa, el índice selectivo que agrupa a los 60 valores más líquidos de la Bolsa carioca, acumula una rentabilidad que supera el 10% desde enero, la mayor subida de los principales mercados bursátiles latinoamericanos en lo que va de año y está muy cerca de los máximos históricos que marcó el pasado 26 de febrero cuando cerró la sesión en 87.625,64 puntos.

Aunque la política y la economía han ido de la mano, las novedades en torno al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, lejos de poner nerviosos a los inversores, han sido bien recibidas por el mercado. El sábado, Lula ingresó en prisión después de que esta misma semana el Supremo Tribunal Federal (STF) del país decidiera rechazar por un estrecho margen de seis votos contra cinco el recurso de Lula contra su ingreso en la cárcel como consecuencia de la condena a 12 años por corrupción que le fue impuesta el pasado enero. De esta forma, Lula se queda fuera de la carrera electoral pese a ser el que lideraba las encuestas. Todos los especialistas señalan que otro candidato del PT, con el apoyo de Lula, incluso desde la cárcel, podría retener una parte de ese voto.

“La alternativa a Lula, Bolsonaro, de la extrema derecha, aunque ahora mismo está muy bien visto por el mercado y él mismo se ha encargado de ello, no aporta certidumbre por su perfil populista, aunque se está rodeando de un equipo económica más pro mercado”, explica Patricia García, de MacroYield. Otro de los candidatos, Geraldo Alckim, gobernador de São Paulo, es el que tiene más posibilidades de reunir al establishment conservador. También suena el nombre del ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, visto con buenos ojos por el sector de los negocios.

Mientras, la Bolsa ha sabido mantenerse al margen de los culebrones políticos y ha sacado partido de la recuperación económico. Francisco Veiga, gestor de Orey Financial, atribuye este buen comportamiento del Bovespa –que va por el tercer año consecutivo de ganancias– a la mejora tanto del entorno macro como micro. “Después de estar en recesión casi tres años fuertemente motivada por la agitación política, la economía brasileña creció en los últimos tres trimestres de 2017, alcanzando el 2,12% de crecimiento interanual en el cuarto trimestre”, explica el experto.

José María Luna, director de análisis de Profim Eafi, asegura que “en lo que llevamos de año el real brasileño se ha apreciado en torno al 3% frente al euro, algo que ayuda a explicar parte de la evolución positiva del mercado bursátil de este país en este año”.

Bajadas de tipos

En el inicio de 2018, el Bovespa recibió nuevos estímulos con sorpresas positivas económicas y un nuevo recorte en los tipos. Patricia García, de MacroYield considera que “las expectativas de inflación que vienen apuntando a la baja desde hace meses están propiciando que su banco central pueda ir contracorriente del resto de bancos centrales con una política monetaria extraordinaramente acomodaticia. En septiembre de 2016, con la economia muy deprimida comenzaron a bajar los tipos de interés que estaban en el 14,25% para rebajarlos hasta el 6,5% actual”. Lejos de agotar su potencial alcista, los expertos creen que el Bovespa aun tiene recorrido. “A los niveles actuales de precios, el Bovespa tiene un potencial del 20%”, explica Francisco Veiga.

Por su parte, las previsiones que manejan en BBVA son optimistas con la economía brasileña. “En nuestro escenario base, la economía se seguirá recuperando y se afrontará el problema fiscal con una reforma de la seguridad social y otras medidas al inicio del próximo gobierno que salga elegido en las elecciones de 2018”, explica la entidad en su último informe macro sobre Brasil.

Aun así, advierte que “no se puede descartar que los riesgos políticos y fiscales se materialicen, frenando la recuperación económica e incluso generando un nuevo episodio de retroceso económico, especialmente en el caso en el que el entorno global deje de ser tan positivo”.

 

Invertir a través de fondos

HSBC Gil Brazil Equitiy. Es uno de los fondos recomendados por Profim para invertir en Bolsa brasileña. Este fondo, creado en 2004, acumula una rentabilidad del 9% en el año. Vale, Petrobras, Itausa Investimentos, Banco Bradesco y Kroton Educacional son las mayores posiciones de su cartera.

BNY Mellon Brazil Equity Eur. Otra de las opciones es este producto fondo busca la revalorización del capital a largo plazo invirtiendo principalmente en una cartera de acciones y otros valores de renta variable de empresas con sede registrada en Brasil o que lleven a cabo una parte de sus actividades en dicho país. La rentabilidad del fondo de Mellon es del 9% este año.

Nordea 1- Latin American Equity Bp eur. Los expertos de Profim creen que este fondo que invierte en acciones latinoamericanas es otra opción para invertir en Brasil. Su rentabilidad este año supera el 10%.

Normas