Joe Lovrics (Citi): “Las caídas ya no son vistas por los gestores como una oportunidad de entrar”

El responsable de mercados de capitales de Citi reconoce que los mensajes de Trump son un nuevo riesgo de mercado

Considera demasiado pesimista hablar de recesión en Estados Unidos en 2020

Joe Lovrics, responsable de mercado de capitales de Citi en España
Joe Lovrics, responsable de mercado de capitales de Citi en España

Desde su puesto de responsable de mercado de capitales en Citi, Joe Lovrics, tiene una valiosa perspectiva del estado de ánimo actual de los inversores. La actividad de intermediación bursátil y de renta fija –incluidas las tareas de creación de mercado para el Tesoro español– que Lovrics dirige refleja que la mentalidad de los gestores ha empezado a cambiar ante lo que, según explica, es un cúmulo de factores. A la retirada de estímulos de los bancos centrales, que está provocando el alza de la volatilidad, se suman unas valoraciones elevadas y elementos inesperados como la crisis de confianza de Facebook o las amenazas de Donald Trump de guerra comercial.

¿Se está convirtiendo Trump en un nuevo factor de riesgo para la inversión?

Yo creo que sí. Si miras la Bolsa alemana, ha corregido bastante con la amenaza de guerra comercial, eso crea mucha incertidumbre. Es un presidente muy atípico, muchas veces está coordinado con su partido pero otras veces no. Estamos también en período electoral de las cámaras americanas, tiene un estilo poco ortodoxo. Aunque también hay un aspecto comprensible, ya que el déficit comercial estructural con China no es sostenible. La cuestión son las formas más que el contenido, el objetivo. Y las formas a veces impactan en los mercados, es un factor con el que estamos aprendiendo a convivir.

¿Cuál es ahora la principal preocupación de los inversores?

Trump ha llegado en una situación en la que el mercado está cambiando. El factor político es bastante impredecible y eso sí impacta mucho. Pero además, el mercado estaba sostenido por la actuación conjunta de los bancos centrales y ahora estamos en una situación donde eso se va deshaciendo poco a poco. Confluyen muchos temas. Hay un nuevo paradigma de volatilidad, eso está clarísimo. La volatilidad ya es un factor que tenemos que aceptar. Otra cuestión es la percepción de que los activos financieros están caros, en comparativa en términos históricos y entre ellos también (el crédito se percibe como caro), con mucha liquidez en el mercado que ya no vendrá de los bancos centrales. Los inversores privados tienen que pasar a ocupar ese puesto de los bancos centrales. Hemos tenido una década en que era todo bastante predecible. Ahora se juntan muchos aspectos a la vez que abren una nueva realidad para los inversores, una situación menos fiable.

¿Cómo se están adaptando los inversores al nuevo escenario? ¿Están reduciendo posiciones en Bolsa?

Sí vemos un cambio de mentalidad. Cada corrección de un sector o índice en 2016 y 2017 era una oportunidad para comprar, pero eso ya no existe. La gente ya no ve las caídas como una oportunidad para volver a entrar. De hecho, una parte importante de los gestores ve que las caídas les empiezan a convencer de que es un momento para reducir. Es una enorme novedad. Por eso seguiremos teniendo vaivenes. La gente ya no se fía de que el mercado tenga una única tendencia como antes. Eso es un cambio muy importante. En este primer trimestre han entrado nuevas realidades en juego. Muchos opinaban en febrero que estábamos en una corrección y luego volveríamos a la autopista. Pero yo creo que no.

¿Detecta un cambio hacia posiciones más defensivas? ¿Hay ya cierto rechazo hacia la deuda corporativa?

Sí, estamos viendo reducción de posiciones en crédito, sin duda. Este activo tiene un problema adicional, que tiene una tendencia de correlación donde todo a la vez empieza a retroceder en precio. Eso le afecta mucho y lo convierte en más ilíquido. Por otro lado, a los gestores solo les queda tres cuartas partes del año para ganarse sus comisiones y algo tienen que hacer. Quitarse de renta variable y ponerse en liquidez no va a contentar a sus inversores a fin de año, algo tendrán que hacer. Normalmente en el primer trimestre es donde se genera gran parte del retorno del año y este año va a ser más complicado. Tendrán que acertar más. La solución no es una postura muy defensiva si vas a justificar tus comisiones.

¿Hay que ir preparándose en cualquier caso para el final del ciclo? ¿Prevé una recesión en Estados Unidos hacia 2020?

Quien está hablando de recesión en 2020 lo tendría que justificar. El consumo va muy bien, el plan de infraestructuras de Estados Unidos puede ser un aliciente económico muy importante. El revés podría venir de la incertidumbre comercial, depende de cómo acaben las negociaciones y cuál sea la realidad. Me parece demasiado pesimista hablar de recesión en Estados Unidos en 2020. El escenario que manejamos en Citi no lo contempla, las cifras macroeconómicas que van saliendo son muy positivas, no hay gran preocupación. Es muy normal que los mercados que han tenido un recorrido muy pronunciado y prolongado sufran correcciones, es de esperar, y que tengan cierta volatilidad. Pero no vemos probable que vayamos a entrar ya en un período recesivo. Ya no estamos en una situación de euforia, pero el panorama económico es fantástico. La situación global de crecimiento es muy buena en estos momentos.

Normas