ACS emitirá bonos verdes tras lograr la nota de 'investment grade' con su filial de Servicios

Standard & Poor's otorga la calificación crediticia de 'BBB' a largo plazo y la A-2 a corto

La subsidiaria planea colocar 750 millones para refinanciar la deuda financiera

El consejero delegado de ACS, Marcelino Fernández Verdes, junto al CEO del área de Servicios, Eugenio Llorente.
El consejero delegado de ACS, Marcelino Fernández Verdes, junto al CEO del área de Servicios, Eugenio Llorente.

El grupo ACS se dispone a refinanciar deuda bancaria a través de bonos verdes. La filial ACS Servicios, Comunicaciones y Energía (SCE), dirigida por Eugenio Llorente, ha obtenido notas de alta solvencia crediticia otorgadas por Standard & Poor's. La agencia le otorga una calificación de 'BBB' para la deuda a largo plazo y de A-2 para el endeudamiento a corto, lo que allana el acceso al mercado de capitales. La misma entidad dio idénticas calificaciones en mayo del año pasado a ACS y sus filiales Hochtief y Cimic.

La subsidiaria de ACS planea la emisión de los citados bonos verdes por un volumen de 750 millones, con lo que refinanciaría "gran parte de su deuda financiera", según ha reconocido ACS en un hecho relevante remitido a la CNMV. La deuda con entidades de crédito ascendía a 966 millones al cierre de 2017, para una deuda bruta de 1.079 millones y una posición de caja positiva si se tienen en cuenta los casi 1.700 millones en caja y activos líquidos.

El objeto de la emisión de bonos verdes por parte de ACS SCE es refinanciar a largo plazo aportaciones de equity que ahora están soportadas por financiación a corto plazo y líneas de crédito en distintos activos “verdes”: desde parques eólicos en Perú, plantas termosolares en EE UU y Sudáfrica, a plantas de generación hidráulica, fotovoltaicas, líneas de transmisión que evacuan exclusivamente generación renovable y distintos activos de mejora de eficiencia energética en las ciudades y el ámbito de la movilidad. También se dedicarán a futuras inversiones en los mismos campos.

Enfocada hacia el desarrollo, construcción, mantenimiento y explotación de infraestructuras de energía, industriales y de movilidad, el área de Servicios Industriales obtuvo un beneficio de 319 millones en 2017, con un alza del 4,6% respecto al año precedente y no lejos de los 387 millones aportados por la división de Construcción al resultado neto del grupo que preside Florentino Pérez. Sus ingresos ascendieron a 6.260 millones, con un comportamiento prácticamente plano en el último año.

Standard & Poor's ha tenido en cuenta, según ACS, la posición de mercado, diversificación geográfica y buena posición financiera de ACS SCE a la hora de ofrecer la nota de investment grade.

Normas