La guerra comercial de Trump desbanca al Ibex de los 9.400

El selectivo cae un 3,8% en la semana ante los aranceles anunciados por EE UU y China

La expectativa de que S&P mejore la nota de España sitúa al bono en su mejor cota desde 2016

ibex
AFP

Los tambores de guerra comercial que hace sonar Donald Trump están haciendo huir a los inversores del parqué. La amenaza de EE UU de imponer nuevos aranceles ha comenzado a concretarse esta semana y la respuesta de China garantiza que habrá batalla si alguien no da un paso atrás.

Siempre temeroso, el dinero ha ido saliendo de los mercados de renta variable durante esta semana cada vez con más premura. La situación llevó al Ibex 35 a retroceder un 0,99% el viernes, perdiendo la cota de los 9.400 puntos y situándose en nuevos mínimos desde hace 13 meses.

IBEX 35 8.960,60 1,06%
EUR x USD 1,1382 0,106%

Ni siquiera el buen despertar de Wall Street, que animado por buenos datos macroeconómicos pareció alegrar la tarde de los inversores del Viejo Continente, pudo evitar que se impusieran las ventas.

Finalmente, el principal selectivo español ha cerrado la semana con una caída del 3,8%, hasta los 9.393,10 puntos, en medio de un panorama de caídas generalizadas en todas las grandes Bolsas del planeta.

Los valores peor parados de la última sesión han sido Indra, que se dejaba un 4,11% este viernes, así como las dos compañías españolas más sensibles a los nuevos aranceles estadounidenses al acero y el aluminio. Se trata de Acerinox y Arcelor Mittal, que cedían un 3,65% y un 3,29%, respectivamente.

Pese a todo, valores como Cellnex, Sabadell y Mediaset han salido bien paradas en la jornada, liderando las subidas de la jornada con alzas del 1,88%, el 1,49% y el 0,89%.

La rápida salida de fondos de la Bolsa, con un volumen de negociación en el parqué español que duplicaba el de una sesión ordinaria, ha beneficiado a la renta fija. Además, la expectativa de que la agencia de calificación crediticia Standard & Poor´s mejorará la nota de España esta noche ha acabado rebajando la rentabilidad del bono español a 10 años al 1,267%, en su mejor cota desde 2016. Así, la prima de riesgo, que mide el diferencial con el bund alemán, descendía a su vez a los 74 puntos básicos.

Las caídas registradas ya se habían desatado el jueves, cuando el presidente de EE UU firmó un memorando de protección intelectual que puede suponer la imposición de aranceles sobre productos chinos, especialmente tecnológicos aunque la letra pequeña está por ver, por unos “60.000 millones de dólares”.

El gigante asiático, por su parte, avanzó que no se quedará de brazos cruzados y amenazó con imponer sus propios aranceles, de entre el 15% y el 25%, a una lista de 128 productos que afectarían especialmente a compañías estadounidenses. El ministerio de comercio chino estudia imponer tasas por unos 3.000 millones de dólares (2.400 millones de euros).

Aunque de momento hay margen para la diplomacia, el fuego dialéctico cruzado desató caídas cercanas al 2,5% en Wall Street que fueron agravándose con el avance de las horas y la apertura de los mercados japonés, que cedió un 4,5%, o chino, con un -2,8%, o coreano (-3%).

Ya en Europa, las mayores caídas fueron para bancos, automovilísticas, tecnológicas y la industria en general, pese a que la Unión Europea sería excluida de los aranceles anunciados por EE UU para los metales de construcción.

El eco de fondo fue un nuevo avance del euro frente al dólar, con una subida del 0,43% hasta los 1,235 billetes verdes por moneda comunitaria. El yen, por su parte, se sitúa en máximos de 16 meses frente al dólar. En el mercado de materias primas, el petróleo sube un 1%, y roza los 69,56 dólares. 

Normas