La justicia europea tumba la marca de restaurantes “La Mafia” por banalizar el crimen organizado

Italia solicita con éxito la nulidad del registro de la marca española

El tribunal estima que puede ofender a las víctimas de las tramas italianas

Restaurante de La Mafia, en Madrid.
Restaurante de La Mafia, en Madrid.

El Tribunal de Justicia de la UE ha tumbado este jueves la marca española de restauración “La Mafia se sienta a la mesa”, estimando una demanda de Italia que reclamaba su retirada.

La sentencia de la Corte de Luxemburgo considera que la marca “remite a una organización criminal, da una imagen globalmente positiva de dicha organización y banaliza los graves ataques que dicha organización perpetra contra los valores fundamentales de la Unión”.

El fallo considera que el uso de este nombre “puede provocar u ofender no sólo a las víctimas de dicha organización criminal y a sus familias, sino también a cualquier persona que, en el territorio de la Unión, se encuentre ante dicha marca y tenga umbrales medios de sensibilidad y tolerancia, razón por la que debe declararse su nulidad”.

El asunto se inició cuando la sociedad española La Honorable Hermandad, a la que posteriormente sucedió La Mafia Franchises, solicitó en 2006 a la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) el registro de la marca “La Mafia se sienta a la mesa” para un negocio de restaurantes italianos en régimen de franquicia.

Años después, en 2015, Italia presentó ante la Oficina de Propiedad Intelectual de la UE una solicitud de nulidad de dicha marca por ser “contraria al orden público y las buenas costumbres”.

La oficina comunitaria avaló la pretensión del Gobierno transalpino considerando que la marca promovía manifiestamente la organización criminal conocida con el nombre de Mafia y, transmitiendo un mensaje de banalización del crimen organizado italiano.

Por su parte, la compañía española interpuso un recurso de anulación de esta decisión ante el Tribunal General de la Unión Europea, que ha acabado dando la razón a la Oficina de la Propiedad Intelectual en su aval a la petición italiana.

El Tribunal comunitario expone que el término “la mafia” es comprendido mundialmente como referencia a una organización criminal que recurre, entre otros métodos, a la intimidación, a la violencia física y al asesinato a fin de ejercer sus actividades, que incluyen el tráfico ilegal de drogas y de armas, el blanqueo de dinero y la corrupción.

El TJUE estima que esas actividades criminales vulneran los propios valores en los que está fundada la Unión, en particular, los valores de respeto de la dignidad humana y de la libertad, que son indivisibles y constituyen el patrimonio espiritual y moral de la Unión.

Subraya además, que dada su dimensión transfronteriza, las actividades criminales de la Mafia representan una seria amenaza para la seguridad en el conjunto de Europa. Admite, por tanto, que el término “la mafia” se percibe de manera profundamente negativa en Italia, debido a los graves ataques de dicha organización criminal contra la seguridad y la estabilidad de dicho Estado.

Por su parte, la compañía española La Mafia Franchises expuso que registró la marca en alusión a la saga cinematográfica El Padrino, y alega que no buscaba provocar ni ofender. Sin embargo, el TJUE responde que la existencia de numerosos libros y películas que se refieren a la Mafia no altera la percepción de las fechorías cometidas por dicha organización criminal.

Entre otros factores, el tribunal admite el análisis de la oficina europea de propiedad intelectual en el que expone que unir “La Mafia” con la frase “se sienta a la mesa” y utilizar una rosa roja como logo puede ofrecer una imagen globalmente positiva de las actividades mafiosas.

La firma mantendrá su nombre en España

Desde la firma española destacan, en todo caso, que la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE no les impedirá seguir usando el nombre de “La Mafia se sienta a la mesa” en sus restaurantes en España y que no tienen intención de dejar de usarlo

La compañía explica que la marca está registrada en España sin ningún tipo de problema y que la demanda de nulidad de Italia fue presentada únicamente contra un segundo registro de la marca realizado a nivel europeo por si en algún momento el grupo abordaba una expansión internacional.

En todo caso, La Mafia Franchises avanza que estudiará con sus abogados la posibilidad de recurrir la decisión del Tribunal de Justicia de la UE para lo que cuentan con un plazo de unos dos meses. Desde la empresa cuestionan el hecho de que Italia solo haya recurrido el registro de una marca de restauración cuando existen películas, libros, videojuegos y otras firmas que incluyen “la mafia” en su marca.

La Mafia se sienta a la mesa cuenta actualmente con 42 restaurantes en toda España que emplean a unos 700 trabajadores, según la propia firma, que pretende abrir cinco o seis centros más este año.

Normas