Las ejecuciones hipotecarias caen a niveles de 2008 a la espera de oír al TJUE

Los desahucios se reducen un 3,6% en 2017

Los concursos de personas físicas se dispararon un 41,7% en Cataluña en 2017

lanzamientos
Manifestantes contra los desahucios.

Las reclamaciones hipotecarias, por cláusulas suelo, gastos de constitución del préstamo o créditos multidivisa, se han convertido en los últimos tiempos en una de las principales cargas de trabajo de los juzgados españoles. En paralelo, sin embargo, el número de ejecuciones hipotecarias ha descendido con fuerza. El año pasado se redujeron un 37,8%, hasta los 30.094 procesos iniciados por la banca ante impagos, mientras que el número de desahucios prosiguió también su descenso.

Concretamente, los lanzamientos de vivienda se redujeron un 3,6% en 2017, hasta situarse en los 60.754 casos. Además, solo uno de cada tres casos correspondió a familias hipotecadas mientras que el grueso de desahucios se concentró en el mercado del alquiler, según las estadísticas de actividad judicial facilitadas este lunes por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Esta refleja que las ejecuciones hipotecarias se sitúan en niveles inferiores a los de 2008, cuando se iniciaron 58.686 procesos. En 2009 fueron 93.319, mientras que se presentaron 93.636 en 2010, 77.854 en 2011, 91.622 en 2012, 82.680 en 2013, 80.749 en 2014, 68.165 en 2015 y 48.410 en 2016.

Pese al influjo que pueda estar teniendo en esta evolución la recuperación económica, en buena medida el descenso está motivado por la suspensión generalizada de ejecuciones hipotecarias que han decretado los jueces a la espera de que la justicia europea se pronuncie sobre esta materia.

El Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) tiene pendiente resolver cuestiones prejudiciales sobre cómo proceder cuando la cláusulas de vencimiento anticipado, que permite ejecutar el préstamo, es abusiva. Mientras lo aclara, el grueso de procesos han quedado congelados.

En paralelo, las estadísticas judiciales indican que en 2017 las demandas por despido aumentaron un 6% y los concursos de acreedores, un 7,9%. Destaca especialmente la evolución registrada en Cataluña, donde la incertidumbre política ya ocasionó la fuga de más de 3.000 empresas.

A su vez, según el CGPJ, los concursos de personas físicas sin actividad empresarial se dispararon allí un 41,7% hasta los 799. También fue el territorio con más concursos de empresas, 1.067 casos, el 19,9% del total nacional, aunque con un descenso anual del 3,3%.  

Normas