Bruselas confía en que la UE quede excluida de los aranceles de Trump

Malmstrom asegura que reforzará la cooperación con otros socios comerciales

No descarta acudir al arbitraje ante la OMC

La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmstrom.
La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmstrom. EFE

A menos de 10 días de que las medidas arancelarias de Estados Unidos contra el acero (25%) y el aluminio (10%) entren en vigor, la comisaria de comercio de la UE, Cecilia Malmstrom, confía en que la Unión no se vea afectada. “Estamos convencidos de que la UE en su conjunto debería quedar excluida de las medidas, se lo dejé muy claro al embajador”, ha explicado este miércoles ante el Parlamento Europeo de Estrasburgo, en referencia a la reunión mantenida el pasado sábado con el jefe de Comercio Exterior de Estados Unidos, Robert Lightize.

La comisaria ha indicado que su equipo permanece en contacto permanente con sus homólogos estadounidenses, quienes, ha asegurado, publicarán información detallada sobre los aranceles en breve para aclarar la situación. Aunque finalmente la UE quede excluida de los obstáculos a la importación del aluminio y el acero, como ya lo están Canadá y México, Malmstrom ha insistido en que las medidas adoptadas por Trump son “lamentables” y van a “perjudicar mucho al comercio internacional, basado en un orden mundial que hemos construido todos juntos”.

Malmstrom, que ha dicho sentirse “muy decepcionada” con la postura de EE UU, un “socio histórico” de la UE, ha sostenido que llegado el momento y en caso de que la Unión no quede excluida de los aranceles, Bruselas no dudará en tomar medidas “claras, firmes y proporcionales”, en orden con el respeto del comercio internacional. Pero ha defendido actuar con “cautela” y mantener el diálogo para evitar que la situación escale. “Queremos evitar una disputa comercial significativa”, ha reiterado.

Entre esas medidas está recurrir al arbitraje ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), órgano ante el que la UE ejercerá sus derechos coordinándose, ha apuntado Malmstrom, con otros socios que se vean afectados. No obstante, como este proceso puede llevar tiempo, la comisaria ha explicado que una segunda vía más inmediata, en caso de cumplirse las amenazas de Trump, será “tomar medidas para proteger nuestro mercado de la desaparición de determinas actividades”.

En esa línea, también ha anunciado que la UE “fomentará la apertura con nuestros socios comerciales, porque no queremos que se cierren todavía más los mercados”, y ha subrayado que la Unión tiene una “agenda comercial muy ambiciosa”. Sobre ese punto, el vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen, ha informado ante el pleno que la UE está cooperando con Japón y que esta misma semana se reunieron en Bruselas con el ministro de Economía e Industria del país nipón, Hiroshige Seko, para abordar el tema de manera conjunta.

Los eurodiputados han apoyado la postura “firme y proporcionada” de la Comisión ante Estados Unidos y el presidente del grupo popular, Manfred Weber, ha recordado que frente a un “Trump que construye muros, otros tenemos que establecer puentes” y que el orden mundial tiene que regirse “por reglas y no por la ley del más fuerte”. Los eurodiputados Pepe Blanco (PSOE) e Izaskun Bilbao Barandica (PNV), han mencionado que los ciudadanos de sus respectivas regiones, Galicia y el País Vasco, con un peso importante de esta industria, se mantienen en vilo ante las amenazas de Trump. 

Normas