Los políticos se ponen el lazo morado, pero discrepan en las soluciones

El PSOE propone sanciones para las empresas que discriminen por razón de género

Ciudadanos reclama elevar el permiso de paternidad y rebajas fiscales para las madres

dia de la mujer
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, apareció ayer con un lazo morado en la solapa durante un acto del Partido Popular Europeo (PPE), donde se comprometió a seguir trabajando por la igualdad entre hombres y mujeres. El resto de representantes políticos también lucieron el símbolo de la lucha feminista.

Existe coincidencia en que queda mucho recorrido para que la igualdad entre hombres y mujeres sea realmente efectiva. Todas las estadísticas reflejan la existencia de una discriminación, ya sea en el ámbito laboral o en el familiar. El Gobierno de Mariano Rajoy asegura que ha tomado medidas en el pasado y las seguirá adoptando en el futuro. La ministra de Sanidad e Igualdad, Dolors Montserrat, asegura que la educación es un pilar fundamental para acabar con la discriminación y señala que la LOMCE ha incorporado la educación en igualdad. Montserrat está promocionando el llamado currículum anónimo o ciego, en el que no figure ni la edad ni el nombre ni la foto de la persona para acceder a una puesto de trabajo. Y recuerda que, en la anterior legislatura, se equipararon los derechos de los trabajadores a “tiempo parcial y completo para no penalizar en su jubilación a las mujeres”, que son las que optan con más intensidad a este tipo de trabajos para conciliar su vida familiar y laboral. En la misma línea, también se aprobó un complemento económico en las pensiones contributivas para las mujeres que han tenido hijos.

El PSOE sostiene que ninguna de estas medidas son suficientes y presentó recientemente una proposición de ley de igualdad salarial, que tiene múltiples coincidencias con la propuesta que anteriormente planteó Podemos. Ambas formaciones defienden que las empresas tengan la obligación de informar sobre las retribuciones a sus empleados para demostrar que no existe discriminación salarial en puestos equivalentes entre hombres y mujeres. También contemplan sanciones y la obligación de realizar auditorías salariales en las grandes empresas. La ley vigente ya prohíbe cualquier discriminación por razón de sexo, pero el PSOE y Podemos entienden que se incumple muchas veces y sin consecuencias.

Ciudadanos, por su parte, alerta de que la brecha salarial entre hombres y mujeres se intensifica cuando llega la maternidad. En este sentido, la formación naranja defiende ampliar de cuatro a cinco semanas el permiso de paternidad y establecer rebajas fiscales para los padres con hijos menores de tres años.

Normas