Volkswagen coloca 916 millones en bonos asegurados por créditos españoles para coches

ING ha pilotado la titulización de los préstamos para la compra de coches

La demanda ha sido casi de tres veces el importe vendido

Volkswagen coloca 916 millones en bonos asegurados por créditos españoles para coches Ampliar foto

La financiera de Volkswagen en España ha logrado un hito en el mercado de deuda al colocar 916 millones en bonos que vencen a finales de 2028. Están respaldados por cerca de 90.000 contratos de crédito para la adquisición de automóviles comercializados por la firma.

La operación, ejecutada la semana pasada, es una titulización de créditos para la adquisición de vehículos que ha sido pilotada por ING y en la que también han participado como colocadores el banco alemán DZ Bank, el italiano Unicredit y BBVA. El agente de pagos es BNP Paribas.

Los créditos que están por debajo de los bonos han sido concedidos a particulares en su mayoría (el 96,1%), frente al 3,9% suscrito por compañías. En un 82,4% los préstamos han ido a financiar vehículos nuevos y en un 17,6%, de segunda mano. Las marcas que financia Volkswagen Finance, además de la que le da nombre, son Audi, SEAT, ŠKODA, Ducati y MAN.

Los bonos de titulización, sobre un total de 1.000 millones de euros en créditos, han recibido una fuerte demanda por parte de los inversores. El tramo A, que suma 888 millones de euros, ha recibido una demanda de 2,8 veces el importe, y el B (26 millones), de 6,2 veces. En total, las peticiones se han situado en 2,9 veces el importe colocado.

La nueva arma que está a punto de llegar

Tipos. El inversor que compra un bono de titulización asume el riesgo del activo subyacente, ya sean créditos a pequeñas y medianas empresas, hipotecas o préstamos para comprar automóviles. Como contraprestación recibe una rentabilidad.

Transparencia

Bruselas ha establecido las normas básicas para lograr titulizaciones simples, transparentes y normalizadas (STS, por sus siglas en inglés). El originador deberá retener al menos el 5% de los activos y tendrá que realizar muchos escalones de riesgo [tranches, en la jerga]. Las titulizaciones serán homogéneas en todos los países y, además, habrá sanciones en caso de que no se cumplan las exigencias.

Por países, el 33% de los compradores son de Alemania, el 23% de Bélgica y Luxemburgo, el 22% de Francia, el 11% de Reino Unido y el 11% restante, de otros lugares.

Por tipo de inversor, los mayores compradores han sido bancos, que han adquirido el 36% de los bonos, y fondos de pensiones y aseguradoras, con el 46%.

Volkswagen ha confeccionado otros cuatro fondos en España desde 2011 con un total de 2.715 millones de euros (véase gráfico). Este es el primero de 2018 y anticipa una reactivación de las titulizaciones. “Las operaciones desde el verano del año pasado están suscitando cada vez más apetito”, explica una persona conocedora de las entrañas de la colocación.

La fuerte demanda ha permitido rebajar la rentabilidad al mínimo para este tipo de bonos de titulización desde que estalló la Gran Crisis allá por 2007, según fuentes conocedoras de la marcha de la operación.

Así, el cupón –ajustado a las condiciones de mercado actuales de tipos negativos (margin discount, en la jerga)– se ha situado en 24 puntos básicos más el euríbor a un mes para el tramo A y de 54 puntos básicos para el B. Los bonos A han recibido unas notas de AA+ por parte de Standard & Poor’s y de Aa2 por parte de Moody’s, a un escalón y dos, respectivamente, de la matrícula de honor, la triple A. Los B han obtenido un AA- (S&P), a tres peldaños de la máxima calificación, y de A2 (Moody’s), a cinco.

Una de las debilidades que destaca Moody’s en su informe sobre la emisión es que una pequeña parte de los créditos (el 0,8%) que respaldan los bonos está ligada a vehículos con motores diésel afectados por el problema de emisiones relacionadas con el software. Es decir, por el denominado dieselgate. Moody’s puntualiza que los coches afectados son aquellos con motores EA189 que aún no han sido reparados. Calcula, además, una morosidad del 2,25% de la cartera de créditos que respaldan los bonos vendidos.

 

Normas