Fuencisla Clemares: “En Google, es un algoritmo el que propone los salarios para evitar la desigualdad”

La directora general de Google España se ofrece a El Corte Inglés, Carrefour y MediaMartk como aliado para competir con Amazon

Reclama una legislación fiscal en Europa "más homogénea"

Fuencisla Clemares, directora general de Google España.
Fuencisla Clemares, directora general de Google España.

La directora general de Google España y Portugal, Fuencisla Clemares, ha asegurado que la diversidad es una prioridad de su compañía y que, por esta razón, en Google es un algoritmo el que "propone" los salarios para evitar la desigualdad entre hombres y mujeres. La brecha salarial entre géneros es una cuestión que está desatando un fuerte debate a nivel mundial. Sin ir más lejos, este miércoles se ha conocido que el gigante británico de la distribución Tesco afronta una reclamación colectiva por esta razón, que podría ascender a 3.500 millones de libras.

“No debe haber una brecha salarial entre hombres y mujeres, y en Google trabajamos para evitarlo. Los salarios son propuestos por un algoritmo donde el sexo no forma parte de los datos que maneja. Sí se considera qué puesto tiene, qué nivel, cuál ha sido su evolución, que objetivos tenía y qué es lo que ha conseguido. Es el propio algoritmo el que propone las subidas salariales y el esquema salarial de cada empleado cada año”, aseguró la directiva.

Clemares defendió el rol de la mujer en el mundo de la tecnología. Su compañía, dijo, desarrolla productos y servicios para todo el mundo, “y por tanto, estos deben ser desarrollados por hombres y mujeres para que el resultado sea mejor. Si solo los desarrollaran hombres, probablemente el producto no sería tan bueno como debería", continuó. La directiva insistió en que en Google el termino diversidad es muy amplio, "pero la mujer es un pilar clave de esa diversidad, y se tiene en cuenta tanto en la selección de personal (siempre tiene que haber candidatos al puesto que sean mujeres) como a nivel de promoción, que debe ser equitativa”.

Para Clemares, en cualquier caso, el uso del algoritmo para determinar los salarios en la multinacional es una muestra más del papel que empieza a jugar el machine learning y la inteligencia artificial en las empresas y la sociedad. “La cuarta revolución digital vendrá de la mano de la inteligencia artificial, y va a acelerar la innovación en muchísimos frentes”, insistió Clemares, durante su participación en el Foro de la Nueva Comunicación, en el que fue presentada por el director de Cinco Días, Ricardo de Querol.

Aunque la directiva reconoció que nota “cierto agotamiento” entre las empresas cuando se habla de transformación digital, “porque están hasta el gorro de oír hablar del término”, advirtió que deben acelerar en el uso de las nuevas tecnologías para no perder el tren. “Piensen que tenemos transformación digital para rato. Nosotros mismos hemos tenido [pese a ser una empresa relativamente joven] que rediseñar todos nuestros productos y servicios con la era móvil que impulsó el iPhone, y en España aún hay muchas empresas que no han sido capaces de asimilar la tercera revolución, la móvil, cuando ya está llegando la cuarta, de la mano de la de la inteligencia artificial”.

La voz, la próxima gran tendencia digital

Clemares puso dos ejemplos donde se ve el poder de la inteligencia artificial. El primero fue el de los asistentes digitales. “La próxima gran tendencia es la voz. Vamos a pasar a interactuar con todos los dispositivos a través de la voz, bien a través de Google Home, Alexa u otra alternativa. Y les pediremos que nos pidan una pizza o que nos lean las noticias, entre otras muchas cosas. No es ciencia ficción. Estos asistentes ya están en los móviles y en los altavoces para el hogar, muy populares ya en EE UU y que pronto llegarán a España. Lo único que falta es dotarlos de más contenidos para poder dar la respuesta adecuada a todas las peticiones que nos van a llegar. Y las empresas deben estar preparadas para este fenómeno”.

El otro ejemplo que puso es el machine learning (el aprendizaje automático). Clemares destacó que ayudará a las empresas a optimizar enormemente sus procesos (entre un 20% y un 30%). “Nosotros no éramos capaces de mejorar Google Translate y, gracias a esta tecnología, hemos logrado en 8 meses más mejoras que en los últimos 8 años. Igualmente hemos visto como esta tecnología puede reducir los costes energéticos de nuestros centros de datos en un 40%. Y sus aplicaciones son infinitas allí donde haya muchos datos”.

Aliado de El Corte Inglés y otros 'retailers'

Preguntada sobre el poder que están tomando empresas como Amazon y Alibaba, La directora general de Google España afirmó que su compañía está “muy cerca” de empresas de comercio minorista como El Corte Inglés, Carrefour o MediaMarkt para que, con la ayuda de su tecnología, puedan competir con esos gigantes del comercio digital.

“Google quiere estar muy cerca de los retailers, porque tenemos la tecnología que necesitan para competir con Amazon y otros gigantes del ecommerce. Con nuestra fuerza tecnológica ellos pueden ser un retail de éxito”, pues no hay que olvidar, dijo, que hoy el consumidor es “multicanal”. La directiva insistió en que ellos , que se posicionan como un socio tecnológico, y los retailers tradicionales juntos pueden ser “un rival” para las compañías tecnológicas de comercio electrónico.

Clemares destacó que aunque hoy los grandes actores nacidos en internet son los que lideran el ecommerce, el negocio físico tradicional tiene “una ventaja competitiva y debe trabajar para poner en valor sus tiendas y establecer una estrategia omnicanal”. En este sentido, destacó el buen hacer de Inditex y Mango, que “están generando experiencias de clientes imbatibles”.

En la misma línea, apuntó el trabajo que están haciendo las pymes, “que han hecho un cambio impresionante durante la crisis”, pero resaltó que deben acelerar su apuesta tecnológica. . “Son empresas más flexibles que las grandes y ello les permite hacer su transformación digital con éxito y sin grandes inversiones”.

Comercio online y educación

Clemares incidió, no obstante, en que en España el comercio online está creciendo a doble dígito, pero recordó que parte de números “extremadamente pequeños”, por lo que esta tendencia se va a mantener y va a seguir produciendo un trasvase de la cifra de negocio del comercio tradicional al mundo online.

La ejecutiva de Google también habló del impacto de la digitalización en el mundo laboral. Clemares no cree que vaya a tener un impacto negativo en el empleo, de hecho, de momento está creando muchísimos puestos de trabajo. Pero advirtió que es necesario “ponerse las pilas” en la educación. “O formamos y reciclamos a nuestros profesionales o se van a cubrir esos puestos de trabajo”, dijo la directiva, que criticó la “lenta” adaptación de la universidad pública española al nuevo entorno.

"En Europa es necesaria una legislación fiscal más homogénea"

La directiva defendió también durante el encuentro informativo que Google respeta la legislación que existe a nivel internacional en materia fiscal. “Esta legislación ha sido diseñada por los políticos y es extraordinariamente compleja, pero nos permite mantener el tipo de estructura bajo la que operamos. Desconozco los detalles sobre el pago del IVA [en España], pero cumplimos la ley y pagamos impuesto de sociedades, que es el 19%, aunque la mayor parte de los impuestos se paga en EE UU, que es donde se generan los productos y el valor”.

Clemares indicó, no obstante, que Google aboga por una legislación más homogénea en Europa, que además sea mucho más transparente y más equitativa. “Es algo que debe ser revisado en el marco de la OCDE”.

Sobre la multa de 2.420 millones de euros que la Comisión Europea ha impuesto a Google por abuso de posición dominante en su servicio de comparación de compras online, Clemares señaló que su empresa no está de acuerdo y que la han recurrido. Pero precisó que Google ya ha introducido cambios para cumplir con las exigencias de Bruselas: “Estamos trabajando con agregadores para que también puedan introducir sus productos en nuestra plataforma”.

La ejecutiva también habló de la salida de Google de China y del cierre de Google News en España. Sobre la primera cuestión recordó que decidieron abandonar el país asiático “porque no estábamos dispuestos a censurar los resultados de las búsquedas” como pedía el gobierno chino, e indicó que no sabe cómo va a evolucionar esta cuestión “porque desconocemos cómo va a evolucionar el gobierno de ese país”. Respecto a Google News, Clemares apuntó que no hay novedades. “No podemos pagar por llevar clics a los medios, así que mientras la ley siga en vigor no nos podemos plantear nada distinto”.

También argumentó que la decisión de suprimir la publicidad digital de las webs que tengan más de un 30% de contenido publicitario tiene que ver con el crecimiento de los ad blockers (sistemas que bloquean la publicidad), "que se han convertido en una preocupación creciente para el sector". En cualquier caso, Clemares apuntó igualmente que Google muchas veces "capta presupuestos comerciales y no presupuestos publicitarios".

Por otro lado, la ejecutiva ha destacado que la relación que mantiene actualmente con los operadores de telecomunicaciones “ha mejorado de forma radical”. “Tenemos una relación comercial mucho más estrecha” y colaboramos cada vez en más ámbitos de actuación, aunque luego discrepen en algunas cuestiones. En este punto, resaltó la colaboración que mantiene con Telefónica en España.

Normas