Caixabank cae en Bolsa pese a mejorar un 61% su beneficio en 2017

El beneficio neto alcanza los 1.684 millones de euros el año pasado

La evolución del año viene marcada por la consolidación de los resultados de BPI

caixabank
Oficina de Caixabank

Caixabank pierde alrededor del 3% en Bolsa y se coloca entre los valores más bajistas en la jornada de hoy. Esta es la respuesta del mercado a los resultados presentados a la compañía y a pesar de que la entidad destaca en su comunicado que es la "mejor cifra de la historia" de la entidad. Durante 2017, el grupo obtuvo un beneficio atribuido de 1.684 millones, lo que supone una mejora del 60,9% respecto al registrado un año antes. Esta cifra es inferior a la esperada por el consenso de analistas que preveía un beneficio de 1.827 millones de euros. Solamente el resultado de la entidad en España supuso una cifra de 1.508 millones, un 44,1% más que en 2016.

Según un comunicado remitido por el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en las cuentas de 2017 destaca que la evolución del año viene marcada por la consolidación por integración global de los resultados de BPI desde febrero, que impacta en los principales epígrafes de la cuenta, con una contribución a los resultados del grupo de 176 millones, y por la intensa actividad comercial de la entidad.

El margen bruto alcanza los 8.222 millones, un 5,1% más por la mayor generación de ingresos básicos del negocio bancario (margen de intereses, comisiones e ingresos del negocio de seguros), que aumentan un 18% en el Grupo y un 8% en Caixabank, y la incorporación de BPI.

El 96% de los ingresos proceden de la actividad bancaria básica, tras la menor actividad por operaciones financieras con una caída del 66,7% y la menor contribución de las participadas . cuya partida cae un 21%.

MÁS INFORMACIÓN

La rentabilidad del Grupo Caixabank mejora desde diciembre 280 puntos básicos y se sitúa en el 8,4% -cerca del objetivo establecido en el Plan Estratégico del 9%-11%-, mientras que el ROTE recurrente del negocio bancario y asegurador alcanza el 11,2%, con un resultado de 1.748 millones.

La ratio de morosidad se sitúa en el 6% frente al 6,9% a 31 de diciembre 2016) "muy por debajo de la media del sector, y la ratio de cobertura de la cartera dudosa mejora hasta el 50% (47% a cierre de 2016)", explica la entidad.

Las dotaciones para insolvencias se sitúan en 799 millones. En la evolución anual (una mejora del 154,2%) incide la liberación de 676 millones de euros de provisiones de la cartera crediticia en el cuarto trimestre de 2016 tras el desarrollo de modelos internos, consistentes con la Circular 4/2016. Aislando este efecto, la evolución anual sería de un recorte del 19,3%.

Los analistas de Bankinter explican que estas cuentas defraudan las expectativas pero destacan a su favor que la evolución de los "ingresos típicos es buena, al igual que los índices de calidad crediticia".

Normas