El Parlamento Europeo veta el impuesto al sol
EFE

El Parlamento Europeo veta el impuesto al sol

La Eurocámara eleva su objetivo de renovables para el 35% en 2030

El texto blinda el autocondumo eléctrico

El pleno del Parlamento Europeo ha pedido este miércoles elevar el objetivo de energías renovables para la Unión Europea hasta el 35% en 2030, frente a la meta del 27% fijada en la actualidad, como parte de los esfuerzos del bloque comunitario para cumplir con los compromisos adquiridos en el Acuerdo de París.

Además, el texto sobre renovables apuesta por impulsar el autoconsumo de energías renovables en el bloque comunitario al instar a los Estados miembros a "garantizar que los consumidores tengan derecho a convertirse en autoconsumidores de energías renovable".

Para ello, estos consumidores deben estar autorizados "para autoconsumir y vender (...) su excedente de producción de electricidad renovable sin ser objeto de procedimientos y cargas discriminatorios o desproporcionados que no reflejen los costes.

Además, los eurodiputados han aprobado una enmienda que pide permitir el consumo de electricidad de fuentes renovables de producción propia y que permanece dentro de sus locales "sin estar sujetos a impuestos, tasas o tributos de ningún tipo". Esta enmienda ha recibido 594 votos a favor, 69 en contra y 20 abstenciones.

"Hemos blindado algo que era una pelea, a mi juicio justa, que es garantizar el autoconsumo como un derecho. El autoconsumo de energía renovable como un derecho y eliminando trabas administrativas y prohibiendo medidas como el impuesto que se conoce en mi país, el impuesto al sol", ha enfatizado el eurodiputado socialista español José Blanco, el impulsor de la propuesta.

Preguntado por el futuro de esta enmienda en las negociaciones con los socios comunitarios, Blanco ha confiado en contar con el apoyo de la Comisión Europea y ha advertido de que la Eurocámara no renunciará, dado el apoyo que ha recibido esta parte del texto.

La propuesta fija la posición de la Eurocámara de cara a las negociaciones que deben comenzar ahora con el Consejo de la UE, la institución comunitaria que representa a los Estados miembros, que aboga por mantener el objetivo en el 27%.

"Hoy podemos decir que el Parlamento Europeo ha dado un mensaje claro e inequívoco para cumplir con los objetivos de París y para impulsar una transición energética basada en una energía limpia y energías renovables", ha subrayado Blanco en una rueda de prensa posterior a la votación, en la que también ha calificado la postura del Consejo de la UE como "errática" y ha confiado en poder cambiarla.

Para alcanzar este porcentaje a nivel comunitario, los países deberán fijar sus propios objetivos nacionales, que serán coordinados y supervisados en virtud de otro proyecto legislativo sobre gobernanza energética, que también ha sido aprobado este miércoles.

Por otro lado, los eurodiputados acordaron establecer un objetivo de eficiencia energética para 2030 también del 35%, que se calculará a partir de la proyección de consumo energético para ese mismo año según el modelo PRIMES, que simula el consumo y suministro de energía en la UE.

Asimismo, los eurodiputados han acordado que los Estados miembros se aseguren de que el 12% de la energía utilizada en el sector del transporte proceda de fuentes renovables. En este contexto, la contribución de los biocombustibles de primera generación deberá limitarse al nivel de 2017, con un máximo del 7%, en el transporte por carretera y ferrocarril.

De la misma forma, la cuota de biocombustibles avanzados, combustibles renovables para el transporte de origen no biológico, combustibles derivados de residuos y electricidad renovables deberá alcanzar el 1,5% en 2021 y aumentar progresivamente hasta el 10% en 2030.

Por último, el 90% de las gasolineras en las carreteras dentro de las redes transeuropeas deberán estar equipadas con puntos de recarga para vehículos eléctricos al final de 2022.

Normas
Entra en EL PAÍS