algoritmo facebook
Fotografía de archivo del fundador de Facebook, Mark Zuckerberg. EFE

Por qué no les gusta a los inversores los cambios en el muro de Facebook

La red social modificará su algoritmo para priorizar los contenidos personales sobre los corporativos

Zuckerberg admite que la gente pasará menos tiempo en Facebook y la acción cae un 4%

Facebook planea cambios de calado en el muro de sus usuarios. La red social ha anunciado este viernes que en los próximos días –no ha especificado cuándo- modificará su algoritmo para dar prioridad a los contenidos publicados por familiares o amigos frente a los generados por los medios de comunicación y otras empresas. Mark Zuckerberg, fundador y consejero delegado de Facebook, fue el encargado de dar la noticia y aseguró que los cambios están orientados a mejorar y a hacer más valiosas las experiencias de sus usuarios en la red social.

“Hemos recibido comentarios de nuestra comunidad acerca de que el contenido público (publicaciones de marcas y medios) está desplazando los momentos personales que nos llevan a conectar más con los otros”, dijo el ejecutivo, al tiempo que apuntó que los vídeos y otros contenidos corporativos en Facebook han crecido mucho los últimos dos años, provocando que haya más publicaciones de este tipo que de amigos y familiares.

Zuckerberg asegura que hay evidencias académicas que apuntan a que este desequilibrio no es positivo y dijo que su responsabilidad y la de su equipo es asegurarse que Facebook es bueno para el bienestar de las personas. “Las investigaciones muestran que cuando usamos las redes sociales para conectar con gente que nos importa puede ser bueno para nuestro bienestar. Nos podemos sentir más conectados y menos solos, y eso tiene una correlación con los índices de felicidad y salud a largo plazo. En cambio, leer artículos o ver vídeos de forma pasiva, incluso si son de entretenimiento o informativos, quizá no sea tan bueno”, añadió.

Lo que es evidente es que pronto el muro de Facebook se verá completamente distinto. “Es un cambio significativo”, aseguró este viernes a la BBC Laura Hazard Owen, del Laboratorio de Periodismo Nieman, de la Universidad de Harvard (EE UU). “Afectará mucho a los medios de comunicación, porque veremos muchas menos noticias en nuestros muros”, añadió.

Para Ismael El-Qudsi, CEO de Internet República, es irónico que Facebook diga que va a potenciar los contenidos personales perjudicando a los de empresas, “porque cada vez más los usuarios se quejan de que Facebook se ha convertido en una red llena de anuncios, y estos anuncios los pagan las empresas que son los artífices del gran aumento de facturación de la red social en los últimos años. Y esto no solo pasa en Facebook sino también en Instagram, donde la sensación de sobresaturación de anuncios es mayor”.

“Limitar los contenidos de empresas va a producir que si eres una empresa no vas a tener ninguna visibilidad, a no ser que pagues anuncios. Facebook siempre gana”, añade El-Qudsi.

Para otros expertos, el movimiento de la red social busca reafirmar el valor de la marca Facebook, golpeada por las fake news y el supuesto uso de la red social por parte de Rusia para interferir en las últimas elecciones de EE UU. Aseguran que el cambio anunciado es una clara admisión de que la red social está ejerciendo un poder significativo sobre la salud de la sociedad. “Con este movimiento esperan volver de alguna manera a sus inicios, cuando el muro de Facebook era para ver qué pensaban y creaban los amigos”, dicen otras voces.

El propio Zuckerberg ya había afirmado hace unos días, en una comunicación previa, que el objetivo que se había propuesto para este año era “arreglar” Facebook”, y que quería que los usuarios de la red social queden protegidos frente a abusos y que el tiempo que pasen en la plataforma sea “bien empleado”.

El cambio no gusta a los inversores

La decisión de Facebook de priorizar los contenidos personales ha provocado a la red social una caída en torno al 4% en bolsa, lo que supone una pérdida de capitalización de 23.000 millones. Los inversores parecen temer una reacción adversa de las empresas, si estas ven mermar la popularidad de sus publicaciones en la red. “De hecho las empresas ya llevan meses buscando alternativas a Facebook por si se produce esta pérdida de visibilidad; en concreto, Linkedin está ganando muchos adeptos entre las marcas que buscan publicar contenidos sin pagar a las redes sociales”, señala El-Qudsi.

El propio Zuckerberg advirtió a los inversores a final de 2017 que luchas contra las noticias falsas y otras prácticas podría impactar negativamente en las finanzas de la empresa. Lo que no dijo es cuánto, algo que habrá que ver.

Y es que los inversores también temen que las personas puedan reducir el tiempo que pasan en Facebook. Un hecho que el fundador de la compañía ha dicho que puede pasar, aunque también dijo que espera “que el tiempo que pasen sea más valioso”.

Facebook es la mayor red social del mundo. La plataforma tenía a finales del pasado septiembre 1.370 millones de usuarios activos diarios de media, y sus usuarios activos mensuales alcanzaron los 2.070 millones de personas.

Normas
Entra en EL PAÍS