La CNMV advierte contra los chiringuitos financieros

La Comisión identifica en 2017 a 53 entidades o personas físicas sin autorización para operar

El regulador alerta de que prometen altas rentabilidades sin riesgo y ofrecen productos complejos

Sebastián Albella, presidente de la CNMV.
Sebastián Albella, presidente de la CNMV.

La CNMV ha lanzado este viernes una nueva serie de advertencias contra los chirin­guitos financieros, empresas que ofrecen servicios de inversión sin estar autoriza­das por el supervisor de los mercados. En España, hay una larga lista de entidades que utilizan estrategias ilegítimas de todo tipo para sacar el dinero a los incautos, al prometer a sus clientes altas rentabilidades con muy poco riesgo o ninguno, en la mayoría de los casos con el único propósito de estafar. En 2017, la Comisión ha identificado 53 firmas o personas físicas en esta condición.

Las recomendaciones de la CNMV

  • "Desconfíe de las oportunidades únicas de inversión, con promesas de altas rentabilidades y con poco o ningún riesgo". Los chiringuitos financieros a veces ofrecen productos de inversión con rentabilidades garantizadas por encima de la media, con un tiempo limitado para aceptarlas y con información especial no disponible para el público en general.
  • Desconfíe de las promesas de alta rentabilidad con bajo o nulo riesgo". La rentabilidad de una inversión suele estar relacionada con el nivel de riesgo que se asume: desconfíe de las promesas de altas rentabilidades que no conlleven un elevado riesgo de pérdida del importe invertido.
  • “Infórmese de los riesgos inherentes a la operativa con los contratos por diferencias (CFD), las opciones binarias, productos forex y otros productos especulativos y opere en ellos solo a través de entidades registradas”. Esos instrumentos son productos de riesgo, complejos y especulativos. Según datos de la CNMV, entre enero de 2015 y septiembre de 2016, el 82% de los clientes que realizaron operaciones con CFD sufrieron pérdidas.
  • No invierta en productos y servicios que no sea capaz de entender”. Es imprescindible comprender las características y los riesgos del producto antes de su adquisición. No es aconsejable invertir en productos que no se entienden. El grado de complejidad de los productos financieros suele ir en relación al riesgo que conllevan. La entidad financiera debe explicar las características (y riesgos) del producto que ofrece. Debe proporcionar información escrita con anterioridad a su decisión de inversión.

La CNMV tiene un buscador de entidades con el listado de las firmas autorizadas. Si el nombre de la entidad no está allí, no cuenta con el bene­plácito para operar. El teléfono de atención al inversor (902 149 200) está disponible para cualquier duda y también existe un formulario de consulta en línea. La Comisión también dispone de un catálogo completo con consejos para el inversor.

Normas