Seguridad financiera

¿Cómo identificar un chiringuito financiero?

Consejos para identificar fraudes e invertir tus ahorros en el sitio adecuado

¿Cómo identificar un chiringuito financiero?

Cuando se trata de invertir nuestros ahorros, toda precaución es poca. El mundo financiero no está libre de peligros, prueba de ello son las estafas como el ‘phishing’ o la comercialización de productos con evidentes faltas de transparencia.

En esta línea, toca hablar de los conocidos “chiringuitos financieros”. Bajo las promesas de altas rentabilidades, mínimo riesgo y enriquecimiento rápido aparecen entidades dispuestas a ofrecer servicios de inversión sin autorización alguna para hacerlo y en la mayoría de las ocasiones con el único propósito de estafar.

Se trata de entidades que no aparecen en los registros de la CNMV y tampoco en el Banco de España, así como tampoco están adheridos a ningún Fondo de Garantía de Inversiones o Depósitos. Su objetivo no es precisamente el de proteger a los inversores ni el de ser supervisados por los organismos competentes. Recordemos que únicamente las entidades que hayan sido autorizadas por los organismos competentes podrán prestar servicios de inversión y ello solo se consigue con el registro en la CNMV y/o Banco de España y cumpliendo determinados requisitos.

Caer en alguno de estos chiringuitos es sinónimo de perder capital y de además no poder reclamar ni recurrir a nadie puesto que no están autorizados por organismos supervisores y por lo tanto no es posible acudir a ningún mecanismo de protección para el inversor.

¿Qué hago para identificar un chiringuito financiero?

La CNMV publicó un decálogo para evitar los chiringuitos financieros con el objetivo de alertar de las técnicas que utilizan y proporcionar consejos para identificar en qué casos estamos frente a uno de ellos.

Entre los primeros consejos nos encontramos con el de verificar que la entidad que nos ofrece los servicios está autorizada, consultar que no ha tenido ninguna advertencia por parte de ningún organismo y en caso de sospecha, por mínima que sea, preguntar y solicitar información por escrito. Lo importante en estos casos es adoptar una actitud activa y preguntar todo aquello que no nos quede claro respecto al producto de inversión que nos intentan vender.

Desconfía de…

Una de las mayores señales de alerta son las promesas de altas rentabilidades sin asumir riesgos. Desconfía de este punto, en las inversiones hoy en día, tal y como están los tipos, una rentabilidad muy alta sin asumir riesgos es inviable.

Del mismo modo, es recomendable desconfiar de aquellos productos que sean muy complicados y de funcionamiento complejo. Nunca hay que invertir dinero en aquello que no entendemos a la perfección.

La CNMV hace hincapié en que hay que desconfiar de aquellos intermediarios que no soliciten información al inversor/ahorrador a través de cuestionarios por ejemplo ya que es necesaria para poder conocer la idoneidad del producto que se le está ofreciendo.

Por último, la recomendación de la CNMV es la de poner en conocimiento de autoridades competentes como la propia CNMV o bien de las fuerzas de seguridad correspondientes cualquier indicio de sospecha de fraude.

Normas