coworking
Ejemplo de oficinas de We Work en la ciudad de Nueva York.

El 'coworking' llega al corazón financiero de Azca en Madrid

La firma de EE UU We Work abrirá un espacio en la torre de Castellana 77

La consultora Everis también estudia mudarse a ese edificio de GMP

En Azca comienza a cambiar el perfil de las tradicionales empresas que han ocupado este corazón financiero y de negocios de Madrid. Entre los bancos, consultoras y grandes compañías se abre ahora un espacio para las start-ups, emprendedores y pymes en uno de los edificios históricos de la zona, en Castellana 77, en la antigua sede de la multinacional francesa Saint Gobain.

Esa es la apuesta de la empresa estadounidense We Work, especialista en crear modernos espacios de lo que se conoce como coworking o zonas compartidas de trabajo por diferentes empresas. Esta compañía ha cerrado con el propietario del edificio –la socimi GMP–, el alquiler del tercio inferior de la torre de 18 plantas de altura y 16.221 metros cuadrados de superficie alquilable. Además, según fuentes del mercado, la consultora española Everis ultima un acuerdo con GMP para trasladarse a gran parte del espacio que todavía esta libre en el anteriormente conocido como Edificio Ederra.

Ese inmueble en Azca, que no tiene fachada al paseo de la Castellana y está ubicado tras la antigua sede de BBVA, ha sido rehabilitado totalmente por GMP en los últimos meses, donde ha invertido alrededor de 30 millones en la reforma encargada a la firma Luis Vidal + Architects (LVA) y ha sido comercializado por las consultoras Cushman & Wakefield y CBRE. La inmobiliaria, a su vez, había comprado el edificio a BBVA en 2015 cuando ya estaba desocupado.

Esta socimi, con activos por valor de alrededor de 1.600 millones de euros, es uno de los grandes propietarios de oficinas, sobre todo en Madrid. Pertenece a la familia Montoro Alemán y cuenta con una participación del 25% del capital en manos de GIC, el fondo soberano de Singapur. La empresa estadounidense ya anuncia en su web el espacio de alquiler en la nueva ubicación del Edificio Ederra. Será el segundo espacio de coworking que We Work abre en Madrid. El anterior se ubica en Castellana 43, en ese caso fuera de Azca, pero también en la tradicional zona de oficinas prime de la ciudad. Según detalla la compañía, los precios van desde los 250 euros al mes por un espacio para un único escritorio hasta los 50 sitios por 14.500 euros.

Recreación de proyecto de reforma del edificio Castellana 77.
Recreación de proyecto de reforma del edificio Castellana 77.

Aunque se trata de una de las zonas más caras para el alquiler de oficinas de Madrid, los expertos consultados señalan que a We Work le pueden salir los números de rentabilidad en el alquiler para pymes y emprendedores si consigue una alta rotación de estos puestos, poner en valor la ubicación en el centro financiero y, además, señalan que son espacios muy demandados por las nuevas empresas.

El tipo de diseño de estas oficinas de We Work es habitualmente muy cuidado, con gran detalle en los espacios comunes para que sean atractivos para start-ups, alejándose de los modelos más tradicionales de pequeñas oficinas.

La firma con sede en Nueva York fue fundada por el emprendedor Adam Neumann, que entre otras empresas creó anteriormente la también firma de coworking Green Desk. Está presente en nueve países, fundamentalmente en Estados Unidos, y en casi 50 ciudades. En España, la empresa también abrirá otras de estas modernas oficinas en el 22@ de Barcelona, en un inmueble llamado Luxa que construye actualmente el Grupo Castellví y donde asimismo se ubicará la nueva sede de Amazon.

Además de We Work, Everis será el otro gran inquilino de Castellana 77, ya que según fuentes del sector ultima la firma con GMP para trasladar allí parte de su plantilla. Esta consultora de origen español pertenece al grupo NTT Data y cuenta con 19.000 profesionales. Actualmente tiene su sede principal en la Avenida de Manoteras de Madrid.

Por otra parte, la zona comercial de la torre, a nivel de calle, será ocupado por Santander, donde abrirá una oficina bancaria, según fuentes del sector.

Normas
Entra en EL PAÍS