La obra concluirá en 2017

Acciona rehabilitará la antigua sede de Saint Gobain en Azca

GMP encarga a la concesionaria la rehabilitacion del edificio de Castellana 77, que recibirá una inversión de 30 millones

Recreación del edificio de Castellana 77, en Madrid, tras la futura rehabilitación.
Recreación del edificio de Castellana 77, en Madrid, tras la futura rehabilitación.

Acciona dará una nueva vida a uno de los edificios actualmente en desuso en Azca, el corazón financiero de Madrid. La concesionaria se ha hecho con la obra de rehabilitación del edificio denominado Castellana 77, en el mismo número del Paseo de la Castellana, y que es propiedad de GMP.

El inmueble cambiará totalmente tanto por dentro como por fuera, donde unas enormes lamas darán una nueva vida al edificio, que actualmente pasa prácticamente desapercibido en Azca, casi escondido tras la sede de Sacyr, la de Ahorro Corporación y la histórica torre del BBVA.

La inversión de GMP, empresa de la familia Montoro y participada en un 30% por GIC, el fondo soberano de Singapur, invertirá alrededor de 30 millones de euros en la rehabilitación. Las obras acaban de iniciarse y está previsto que finalicen entre abril y mayo de 2017.

El estudio de arquitectura seleccionado para acometer la rehabilitación es la firma Luis Vidal + Architects (LVA).

El inmueble es conocido habitualmente como Edificio Ederra o como la antigua sede del grupo francés Saint Gobain, que lo vendió a BBVA por 87,5 millones. En enero de este año, la compañía de la familia Montoro lo compró a BBVA, cuando ya estaba desocupado y se preveía una rehabilitación integral.

Esta inmobiliaria ya había hecho negocios con la entidad financiera, justo en un edificio colindante en Azca, cuando en 2007 compró la histórica torre negra, diseñada para el Banco de Bilbao por el arquitecto Francisco Javier Sáenz de Oiza, premio Príncipe de Asturias de las Artes en 1993.

La sede corporativa para una empresa

El Edificio Ederra ha sido rebautizado como Castellana 77. Dispone de una superficie alquilable de 16.221 metros cuadrados, en 18 plantas, con una dotación de 250 plazas de aparcamiento.

La intención de la inmobiliaria, cuando acabe la rehabilitación, consiste en comercializar la propiedad como sede corporativa para una única compañía.

Además, GMP se ha comprometido con el Ayuntamiento de Madrid ha realizar obras de mejora en los accesos, ya que toda esa zona del distrito financiero de capital comenzará a remodelarse en breve para eliminar los actuales pasadizos y desniveles. Cuando el edificio esté en funcionamiento tendrá un acceso libre y directo al Paseo de la Castellana junto a la sede de Ahorro Corporación. GMP acometerá actuaciones en una superficie de 3.086 metros cuadrados, que comprende dos plazas orientadas al noroeste, con zonas verdes y ajardinadas.

“Las obras de reurbanización proyectadas abrirán una especie de hall de entrada desde Castellana, mejorando el tránsito y el acceso peatonal al edificio y al núcleo central de Azca”, se asegura en un comunicado de la empresa.

GMP está acometiendo simultáneamente la reforma de la colindante torre del BBVA, tras la mudanza de los empleados de la entidad financiera a la nueva sede en Las Tablas.

La inmobiliaria presentó el pasado mes la rehabilitación de la torre negra, a la que han rebautizado como Castellana 81. La socimi invertirá también en la reforma, en este caso solo interior, 30 millones. Está previsto que el lavado de cara concluya a finales de 2016.

En este caso, el diseño de la reforma se ha adjudicado a la firma Ruiz Barbarin Arquitectos-Arquimanía y de las obras se encargará OHL.

Normas