Antonio Catalán: “Para liderar hay que demostrar, solo con la tarjeta no sirve”

Antonio Catalán: “Para liderar hay que demostrar, solo con la tarjeta no sirve”

Es el presidente de AC Hotels by Marriott

Humildad y trabajo en equipo son sus claves de gestión

Una conversación con Antonio Catalán (Corella, Navarra, 1948) es un lujo. No solo porque es un ejemplo de emprendedor de éxito con NH, AC y ahora con Marriott International, sino porque su filosofía vital impregna en su forma de entender la empresa. Repite varias veces que “puede quien cree que puede”, y se nota que él lo cree. Con la máxima de que el jefe es el cliente hace un repaso de sus orígenes y sus retos. Y en una clave muy personal, sobre cuáles son las claves para el liderazgo en esa “gran familia AC”.

¿Cómo entiende el liderazgo? ¿Qué cualidades configuran a un buen líder?

El liderazgo es tener un discurso que provoque que te siga la gente. Cuando empiezas de cero, la gente tiene que creer en ti y entender tu filosofía para crear una cultura de empresa. En nuestro caso, la gran familia AC es una forma de entender la vida.

¿De quién ha aprendido más a ser un líder? ¿Dónde lo aprendió?

Empecé a trabajar con mi padre y luego me independicé. Creé el primer hotel y había un equipo que me seguía. En España tenemos grandes ejemplos de los que aprender como Amancio Ortega o Emilio Botín. También aprendes mucho de los pequeños empresarios, el que tiene un hotel, un bar... Depende mucho de los ciclos económicos y también se aprende mucho del esfuerzo, trabajo y sacrificio. Puede quien cree que puede.

Puede quien cree que puede

 

¿Cuál ha sido su reto más complejo o su mayor fracaso en su trayectoria y qué aprendió de esa experiencia?

Cuando empecé, mi nivel de inconsciencia era tan alto que arriesgaba el 100%. No he tenido peores momentos y soy positivo por genética. Por ejemplo, cuando vendí NH no lo pasé mal porque al día siguiente ya pensaba en cómo volver a empezar. Para liderar debes demostrar, no vale de nada lo que ponga en tu tarjeta. Cuando vino lo más duro de la crisis, entre 2009 y 2011, pensaba que si pasaba algo volvería a empezar. Cuando vienen las cosas mal no hay método. He tenido muchos fracasos que me han servido para aprender, aunque la clave es que haya más éxitos que fracasos. Al empezar era más fácil con prueba y error, pero ahora el mercado es mucho más exigente y muy cambiante. El líder debe ser un poco visionario con riesgo.

¿Cuáles son las claves para dirigir a su equipo? ¿Qué valora más al contratar a un colaborador cercano?

Disciplina, ejemplo, ganas y que se crea el equipo. Al contratar un colaborador busco esfuerzo, trabajo y ganas de hacer las cosas. No a los genios, porque hace falta un punto de humildad. Ninguno es tan listo como todos juntos.

¿Cómo balancea el corto y el largo plazo, la estrategia con los resultados?

La ventaja de nuestro grupo es que no somos una empresa cotizada, no tenemos posiciones a corto plazo y es mucho más relajado. Tenemos un proyecto a largo plazo. Los proyectos sociales son clave en la empresa. No todo es la cuenta de resultados, sino que hay que trabajar pasándolo bien y que todo el mundo esté lo más motivado posible. El éxito ayuda mucho al equipo, pero sin duda, va mucho de arriba a bajo. El líder es clave en lo que acaba pasando abajo.

El líder es clave en lo que acaba pasando abajo

 

¿Cómo gestiona eficientemente su tiempo?

Creo que lo gestiono mal. Antes metía la nariz en casi todo, y ahora me dedico más a los temas en los que puedo aportar más con el menor tiempo posible.

¿Cuál es la importancia de la cultura empresarial en su gestión? ¿Qué importancia concede a los valores y al ejemplo del líder?

La clave del éxito es la cultura. Sin ella es difícil que una empresa se identifique, aunque la cultura evoluciona con el tiempo. La gran familia AC es una cultura y una forma de hacer las cosas. Aspiramos a tener una compañía donde la gente venga con orgullo de pertenencia. Aquí nadie ficha en ningún hotel. Los valores y el ejemplo son fundamentales y se tienen que transmitir de arriba abajo y esto es especialmente clave en un mundo tan agresivo.

¿Qué importancia le da a las relaciones en su actividad profesional?

Mucha, tengo amigos en todos los sectores, arriba y abajo. De todas formas, en nuestro negocio solo dependemos de nuestros clientes. Ellos son nuestros jefes. También considero que es importante la relación con los periodistas.

¿Qué le aconsejaría a un recién licenciado para tener éxito en la vida?

Humildad, empezar desde abajo y sentido común.

Normas