Bankia cerrará hasta febrero 150 oficinas e insiste en despedir a 2.510 empleados

Los sindicatos piden que se rebaje a 54 años la edad para prejubilarse y que se reduzca el ERE

7.000 empleados de la entidad que preside Goirigolzarri y de BMN se han examinado ya de Mifid, faltan otros 6.500

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia
José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia

Bankia avanzó ayer su plan para cerrar 99 oficinas más en febrero, tras la fusión con BMN, en un nuevo encuentro con los sindicatos previo a la constitución el 11 de enero de la mesa de negociación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE), con el que aspira a reducir su plantilla en 2.510 empleados, el 14,2% del total. Pese a facilitar el próximo número de cierres Bankia no ha concretado las zonas en las que se clausurarán ni el número definitivo de locales sobrantes.

El volumen de sucursales que ha anunciado ahora que cerrará se sumaría a las 49 que clausurará entre didicembre y enero. El banco también ha mantenido su propuesta de prejubilaciones a partir de los 57 años.

CC OO ha solicitado que se rebaje a 54 años y UGT que se prejubile a partir de los 55 años para que los trabajadores puedan acogerse a esa medida desde dicha edad.

Comisiones Obreras también ha solicitado, según fuentes de este sindicato, que se incentive las salidas de empleados menores de 54 años. Además, ha reclamado a la entidad que adopte medidas para mitigar el excedente de plantilla con la creación de multicanalidad en otros territorios en los que Bankia tiene una escasa presencia, a la vez que se lleven a cabo reducciones de jornadas, y reclaman una homologación más acelerada.

Desde los sindicatos se aboga por reducir el número de afectados por los recortes de plantilla tras la fusión de Bankia y BMN, ambas entidades participadas mayoritariamente por el Estado, a 1.800 trabajadores como máximo, para lo cual han planteado suspensiones temporales de contrato, reducciones de jornada y excedencias con dicho objetivo.

Tanto CC OO como UGT reclaman que el ERE de la entidad resultante sea voluntario, además de que se facilite la movilidad funcional de los empleados para que, en el caso de las sucursales afectadas por el cierre, que se darán a conocer el 2 de enero, sus trabajadores puedan ser recolocados en el resto de la red de oficinas de la futura entidad.

El último ERE de Bankia se aplicó en 2013, con motivo del rescate. Entonces salieron unos 5.000 trabajadores. Las bajas incentivadas se indemnizaron con 30 días por año trabajado con un límite de 22 mensualidades. Entonces se incluyó un plan de prejubilaciones para mayores de 54 años con el 60% de la retribución bruta.

Fuentes de CC OO aseguran que han puesto en entredicho el informe de Oliver Wyman, consultora contratada por Bankia para que realizase un informe sobre el excedente de plantilla y oficinas. Este sindicato asegura que ha reclamado propuestas a la entidad para crecer y expandir su negocio, además de volver a las plazas en las que no están presentes (Bankia salió de las zonas que no son de origen de las siete antiguas cajas que formaron la entidad). Bankia, sin embargo, parece que durante los dos proximos años no tiene intención de expansir su presencia, salvo la apertura de alguna sucursal de forma muy puntual.

En el conjunto de sus propuestas también han reclamado compensaciones para “el esfuerzo de la integración” y de la plataforma tecnológica de Bankia, denominada NEO, y que será implantada en BMN en marzo, según las previsiones.

La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri ha aprovechado para facilitar a los sindicatos el número de trabajadores que se han examinado de Mifid II tanto de Bankia como de BMN como el número de aprobados. De los 5.000trabajadores que se han sometido a este examen en Bankia ha aprobado el 94,1%, mientras que en BMN se han examinado 2.000, de los que han pasado positivamente la prueba el 74,9%. Los que han suspendido volverán a examinarse en 2018, además se sumarán a esta prueba otros 6.500 empleados de Bankia y BMN que se someterán a esta certificación para poder asesorar en la venta de productos complejos.

Normas