España no cubre el gasto en pensiones a pesar de lograr una recaudación récord

La Seguridad Social batirá este año la recaudación de 2008, pero sus cuentas continuarán en números rojos.

España recaudará este año unos 109.000 millones de euros por cotizaciones a la Seguridad Social. Esta cifra superará la recaudación récord del sistema que alcanzó los 107.769 millones de euros durante 2008.

La mejora no es suficiente para eliminar el déficit del sistema de pensiones. De hecho, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social se ve obligado a recurrir a préstamos, ya que en el Fondo de Reserva, la llamada hucha de las pensiones, solo restan 8.095 millones de euros.

Los expertos coinciden en que esta solución no es sostenible en el tiempo. El presidente del Comité de expertos para la sostenibilidad de las pensiones, Víctor Pérez Díaz, considera que “la situación es límite porque a 20 o 30 años la desproporción entre cotizantes y pensionistas va a ser enorme y hay una tendencia a la longevidad cada vez mayor. También influyen unas situaciones de precariedad importantes entre las gentes que entran al mercado de trabajo”, añade Pérez Díaz.

El sabio que fue designado por el Gobierno para dirigir el grupo que aconsejaría sobre la reforma del sistema de pensiones asegura que “no hay una sola receta. Tenemos fondos públicos, tenemos aumento de impuestos, tenemos fondos de pensiones privados teniendo en cuenta el tratamiento fiscal que se les da”, afirma el catedrático de Sociología de la Universidad Complutense.

Las condiciones fiscales de los planes de pensiones atraen a muchos españoles. El director comercial de Gestión de Activos de Bankia, Pablo Hernández de la Merced, recuerda que “no pagas el IRPF hasta el momento que rescatas la cantidad aportada a tu plan de pensiones. Con esto lo que se consigue es obtener una rentabilidad del dinero que has ido aportando que, de otra manera, hubieses pagado en impuestos”, advierte.

Los trabajadores veteranos son los que más apuestan por los planes de pensiones, pero son los jóvenes de entre 25 y 35 años los más indicados para abrir un plan. Según Hernández de la Merced, los millenials disponen de mucho tiempo para poder ir haciendo aportaciones y obtener unas rentabilidades extras. Y en segundo lugar, porque debido a la pirámide poblacional son los que peor lo tienen a la hora de cobrar una pensión pública”, concluye el experto en inversión.

Generaciones X y Z, millennials o baby boomers. Todos estamos a tiempo de planificar una jubilación tranquila. Eso sí, ahora toca hacer un esfuerzo y ahorrar para el futuro

Normas