falsos autónomos

Los autónomos agradecen las acciones contra la economía colaborativa

La CIAE se alegra de la resolución judicial europea contra Uber y pide actuar contra Amazon Flex y Glovo.

La Confederación Intersectorial de Autónomos del Estado Español celebra la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) contra la multinacional estadounidense Uber. La sentencia declaró que Uber es una empresa de transporte y no una plataforma digital de intermediación. Por tanto, no podrán utilizarlo conductores particulares.

Por otro lado, CIAE lamenta que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) se gaste dinero público en defender a Uber y Cabify. Para la organización de autónomos, estas dos plataformas son unos "semilleros de falsos autónomos".

"Es vergonzoso que la CNMC haya dedicado sus medios en elaborar un informe contra el proyecto de real decreto que regulaba las licencias VTC (las que utilizan plataformas como UBER y Cabify) y que se diga en el informe que regularlos daña la competencia en el sector. Se demuestra la ineficacia e irrelevancia de la CNMC, una vez más, y ya son muchas. Para CIAE ese organismo queda desautorizado para ser vigilante imparcial de la igualdad de oportunidades. ¿Para cuándo la dimisión de su Presidente?", destacan en un comunicado público.

Más actuacciones

La CIAE señala también su alegría porque la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Valencia ha dictaminado que los repartidores de Deliveroo son tratados como "falsos autónomos". “Lo cual supone un fraude a la Seguridad Social y un delito contra el derecho de los trabajadores”, destacan la organización. También señalan que otras compañías como Glovo, "desarrollan su actividad con los mismos criterios de fraude laboral".

Finalmente, la CIAE pide actuar contra Amazon Flex, que "ofrece al falso autónomo repartidor de paquetería una remuneración de 14 euros brutos por hora, a la hora de descontar los gastos se queda en un salario tercermundista". "Con este tipo de actuación salvaje, esas plataformas pretenden aprovecharse del vacío legal y de la precariedad del mercado laboral para destrozar la libre competencia con sus normas y garantías. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Valencia han sido claros en sus sentencias.", destacan desde la Confederación.

Normas
Entra en EL PAÍS