Lee esto si tú tampoco entiendes nada de por qué la luz cuesta lo que cuesta

La CNMC incorpora a su blog una explicación pretendidamente sencilla de como opera el mercado eléctrico

factura de la luz

Una vez más la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencica (CNMC), regulador y vigilante del mercado eléctrico, ha hecho un esfuerzo para intentar explicar con sencillez, la forma en la que se forma a diario el precio de la luz y como se deriva de ello la tarifa doméstica de cada uno de los consumidores. La explicación esta en su blog y pretende dejar claro, al menos lo intenta, el por qué la luz cuesta lo que cuesta y como varía la formación del precio.

El documento en cuestión parte de la idea que "la energía eléctrica no se puede almacenar porque no existe aún tecnología suficiente para ello. Esta es una de las razones por las que existe un mercado diario (el pool) y unos mercados de ajustes en los que se determinan las unidades de electricidad que diariamente se van a producir y los precios a los que van a hacerlo para cubrir la demanda prevista para cada hora del día".

En primer lugar, la CNMC se lanza a explicar en funcionamiento y la operativa de los diferentes actores que intervienen en el proceso. Así se detiene en la pregunta que posiblemente todos nos hayamos hecho alguna vez; ¿Qué es el pool eléctrico?

La CNMC establecer para contestar a esta cuestión que "es el mercado diario de la electricidad en el que se fijan cada día los precios de la energía eléctrica. El “pool” eléctrico recibe su nombre del inglés, en español significa “piscina”, porque las empresas generadoras de energía, a través de sus respectivas centrales de generación (centrales nucleares, hidráulicas, renovables, ciclos combinados, etc.), “lanzan” a esta piscina, o sea al pool, cada una de sus ofertas para el día siguiente. Con esas ofertas se satisface la demanda del mercado, en función de una serie de estimaciones, a un precio de mercado, llamado precio marginal.

A esta actividad diaria se le llama “casar” oferta y demanda, aunque también se le conoce en el argot eléctrico como “despacho diario”. Se trata, en definitiva, de una subasta y la realiza el operador del mercado, que en España es la empresa OMIE.

Derivado del propio funcionamiento y operativa del 'pool' se suscita la segunda pregunta: ¿Qué es el precio marginal y como se contabiliza?. Y la CNMC vuelve a responder; "la normativa indica que en la subasta diaria primero se tienen en cuenta los megavatios (MW) que ofertan (lanzan al pool) los productores más baratos, generalmente las grandes centrales nucleares. Esto se debe a que las nucleares no se pueden parar –su parada y arranque es más caro que mantenerlas en continuo funcionamiento- por ello no pueden arriesgarse a no ser casadas, por ello, incluso muchas veces ofrecen sus megavatios a coste cero. No obstante, luego se se les paga al precio marginal, como al resto de centrales casadas".

"Así, sucesivamente, explica, se van incorporando las unidades de producción más económicas (en orden ascendente) como suelen ser las renovables, principalmente eólica y solar, cuya rentabilidad está regulada por ley, siempre y cuando casen en el pool. Por último, se tienen en cuenta, si son necesarios, los megawatios que ofrecen las tecnologías más caras, como los ciclos combinados de gas o carbón".

"Se llama “precio marginal” al precio que fija la última central en entrar en este “pool” para atender a la demanda que se ha solicitado ese día. Es, por tanto, el precio que suelen marcar los ciclos o las centrales de carbón que son las últimas en participar porque generalmente son las más caras. Este precio es el que se paga cada hora de cada día por megavatio, sea cual sea el tipo de central que lo ha ofrecido en la subasta".

Y en relación directa, el blog de la CNMC intenta dar respuesta a otro conjunto de palabros que se intentan incorporar al uso normal del idioma: "¿Qué es el despacho de restricciones técnicas?

Y aquí su respuesta. Se llama así a la decisión de programar la entrada en funcionamiento de determinadas centrales, que no habían entrado en la subasta diaria pero que se ponen en marcha para evitar que haya cortes de electricidad. Es decir, por seguridad de suministro debido a la existencia de “restricciones técnicas”, generalmente en algunas zonas de España. Esta decisión la adopta el operador del sistema, que en nuestro caso es la empresa Red Eléctrica, que es la encargada de velar por la seguridad de suministro de nuestra red.

Todo esto (el pool+el mercado de restricciones) constituye el mercado mayorista, concluye el blog de la CNMC. "El precio final del kilovatio que pagan las empresas y los ciudadanos a través de su factura es la suma de este precio (o el acordado con el comercializador, en su caso) más una serie de componentes adicionales regulados (impuestos y peajes) que, conjuntamente, conforman lo que se llama la tarifa eléctrica", explica.

Normas