China endurece aún más la salida de empresas locales que inviertan en el exterior

El Ejecutivo considera "irracional" la salida de capitales de los últimos años

Critica la "toma de decisiones ciega y la competencia salvaje" en otros países

El presidente de China, Xi Jinping.
El presidente de China, Xi Jinping.

China ha presentado hoy nuevas normas para regular la inversión de compañías privadas chinas en el extranjero, con el objetivo de combatir lo que denomina como "competición salvaje" y "toma de decisiones ciega". La Comisión Nacional de Desarrollo y Reformas, junto al Ministerio de Comercio, el Banco Popular (central) y la Federación de Industria y Comercio, explicó en una rueda de prensa que "las empresas privadas son importantes participantes" de la estrategia de China de abrirse al exterior, pero que necesitan ser reguladas.

"En los últimos años las empresas privadas han contribuido muy positivamente a la exportación de productos, tecnología y servicios, y a promover la transformación de algunos sectores y la construcción de One Belt, One Road, reforzando la cooperación de beneficio mutuo de China con otros países", resaltó. No obstante, al mismo tiempo, "algunas empresas en su inversión en el exterior se administran de forma ilegal, llevan a cabo una toma de decisiones ciega, ejercen la competición salvaje e ignoran la calidad y la seguridad", lamentó.


Para solucionar estos problemas, la Comisión anunció hoy 5 bloques de normas que regularán la inversión en el extranjero de empresas domésticas.El primero promoverá la mejora del sistema de administración y contabilidad de las compañías, el segundo fomentará el cumplimiento de las leyes tanto nacionales como internacionales y "la competencia justa y honesta", mientras que el tercero velará por el cumplimiento de la "responsabilidad con la sociedad". En este sentido, la Comisión afirmó que China alienta a las empresas a promover el "intercambio cultural" en sus negocios y a "establecer una buena imagen de la empresa en su servicio a la sociedad".

La Unión Europea revisará las inversiones chinas

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, anunció el 13 de septiembre la instauración de un sistema de “escrutinio” de las inversiones internacionales en Europa que someterá a una especial vigilancia la entrada de capital de extranjero en infraestructuras esenciales o en empresas relacionadas con los sectores de defensa, energía y tecnología.

Ese nuevo marco nace impulsado por Alemania, Francia e Italia, que temen la transferencia de tecnología hacia empresas chinas. De hecho, el Ejecutivo alemán fue el primero que vetó una operación de una multinacional china, al impedir que el inversor chino Fujian Grand Chip Investment se hiciera con la totalidad del fabricante de semiconductores Aixtron.


El cuarto bloque de medidas se centra en la protección del medio ambiente. China pide a sus empresas que aumenten "el ahorro de recursos" y tengan conciencia de que deben cuidar el medio ambiente obedeciendo las reglas del país extranjero en el que inviertan.Por último, presentaron normas para aumentar el control de riesgo en el exterior, asegurarse de que las compañías chinas cuentan con sistemas de emergencia, cumplen con las medidas de seguridad en el exterior y gestionan de forma adecuada los accidentes. Esta nueva regulación representa el último intento de las autoridades chinas de castigar la salida de capitales del país, que califica como "irracional".

Hasta noviembre, las empresas chinas realizaron inversiones no financieras en el exterior por valor de 107.550 millones de dólares (90.877 millones de euros), un 33,5 % menos que en el mismo periodo del año anterior, según datos del Ministerio chino de Comercio. La caída a cierre de noviembre se había reducido respecto a la que se acumulaba a final de octubre, del 40,9 % respecto a los diez primeros meses de 2016. En agosto de este año, China anunció políticas para restringir la inversión de empresas domésticas en otros países, especialmente en sectores como el inmobiliario y los equipos deportivos, fomentando en su lugar la inversión en infraestructuras y nuevas tecnologías.

Normas