CNMV
Sebastián Albella, presidente de la CNMV.

Las gestoras se pliegan a la CNMV y avisan cuando sus fondos solo pueden bajar

Explican que las carteras superan el objetivo y las condiciones del reembolso

Santander AM y Unigest ya han comunicado estas circunstancias al supervisor

El poder del supervisor de los mercados va a más. Desde hace años, la CNMV solicitaba a las gestoras que informasen de que los fondos de inversión con objetivo de rentabilidad, garantizado o no, habían llegado a la meta antes de tiempo. El supervisor también pedía que los fondos pusieran negro sobre blanco en sus informes trimestrales estas situaciones.

La mala noticia es que no siempre ocurría así. En muchos casos, es necesario recurrir a cálculos complejos y disponer de acceso a los valores liquidativos históricos para conocer que los productos no tienen ninguna capacidad de revalorización adicional, como publicó CincoDías el 6 de febrero.

Ahora, la situación cambiará y las gestoras comunicarán a la CNMV a través de un hecho relevante, punto por punto, que determinada cartera ha alcanza

Las medidas no solo quedan circunscritas a enviarlo a la CNMV; la firma también deberá informar, sin lugar a equívocos, en el informe trimestral que envía a cada uno de los partícipes. Antes, la información, si es que aparecía, lo hacía de rondón en la mayoría de los casos.

“El organismo que preside Sebastián Albella ha ido más allá y ha solicitado esta medida en los últimos tiempos”, señalan en una gestora.

El problema está en que los bancos distribuyeron cientos de fondos garantizados y de rentabilidad objetivo entre 2010 y 2014. Los activos en los que invertían estos productos se han revalorizado mucho más de lo esperado, debido a la caída de los rendimientos de la deuda, que se mueve de forma inversa al precio, y ahora la capacidad de subida es inexistente o casi.

Como muestra, un botón: el bono español a 10 años alcanzó un máximo de rentabilidad en el 7,6% en julio de 2012; ahora paga el 1,42%.

Casi 41.000 millones en estos productos

  • A cierre de noviembre había 21.174 millones de euros en fondos garantizados y otros 19.670 millones en productos de gestión pasiva (que incluyen fondos vinculados a la evolución de un índice y también de rentabilidad objetivo), según los datos de Inverco, la asociación española de fondos de inversión y de pensiones. El importe suma cerca de 41.000 millones, pero el patrimonio cae en cerca de 7.100 millones en lo que va de año. Con todo, esa cuantía supone el 15,8% del total de 259.466 millones de patrimonio de los fondos españoles. Las gestoras han aminorado el lanzamiento de estos productos al tiempo que potencian los mixtos conservadores.
  • Santander AM mejora el objetivo de rentabilidad no garantizada del Santander Dual España. Su misión es dar dos reembolsos por el 3,00% (antes 2,85%) de la inversión inicial. Fuentes conocedoras del fondo señalan que este cambio se debe a que la cartera comprada ofrece una rentabilidad mejor de la esperada. El producto tiene unos 9,2 millones de euros, según VDOS.

Los clientes, hasta el momento, apenas era informados de que podían retirar su dinero antes de tiempo y buscar alternativas. Pese a que, de acuerdo con los datos facilitados en los folletos informativos, la mayoría de los garantizados lanzados entre 2012 y 2014 ha llegado a ese punto. Entre los que tienen un patrimonio de más de 50 millones, hay más de 4.000 millones que están en productos sin valor, según el análisis de este periódico publicado a inicios de 2017.

La primera comunicación de este tipo data del pasado 31 de octubre y corresponde a la gestora Unigest, propiedad de Unicaja, para el fondo Fondespaña-Duero Garantizado TFI/2022. La gestora avisa de que la valoración “representa el 106,7308% del valor liquidativo inicial [...] superando el objetivo de rentabilidad del 106,05% establecido en el folleto del fondo”.

En el comunicado, Unigest matiza que, “como consecuencia de cambios en las condiciones de mercado, el valor liquidativo del fondo podría volver a situarse por debajo del valor liquidativo objetivo, por lo que resulta recomendable que antes de solicitar, en su caso, el reembolso se obtenga información del último [valor liquidativo] disponible”. También informa de las comisiones de reembolso, en este caso del 5%, salvo que se utilice alguna de las ventanas de liquidez, los días 24 de febrero y 24 de agosto, si se da un preaviso de 5 días hábiles. Este fondo cuenta con un patrimonio de unos 34 millones de euros, según Morningstar.

También Unigest informó el 10 de noviembre de una situación similar en el fondo Unifond 2021-IX. Aquí, el reembolso anticipado cuesta el 3% salvo si se solicita con cinco días hábiles de antelación al 20 de septiembre. Su patrimonio supera los 115 millones.

Santander AM es, con todo, la gestora más transparente. El 24 de noviembre informó de que el Santander 100 Objetivo 2024, con un patrimonio de unos 50 millones, presentaba a 31 de octubre “una rentabilidad acumulada superior a la prevista inicialmente para el vencimiento del fondo”. En concreto, el 5,195% frente al 4,9% previsto para mayo de 2024. “Podrá reembolsar sus participaciones en cualquier momento sin comisión o gasto alguno (salvo las implicaciones fiscales que ello conlleve), o bien traspasarlas sin coste fiscal”, añade. Santander AM, eso sí, aconseja, antes de solicitar el reembolso o el traspaso del fondo, informarse del último valor liquidativo, pues podría volver a caer bajo el objetivo. Por si fuera poco, volvió a repetir el mensaje el 4 de diciembre.

Normas
Entra en EL PAÍS