El Banco de España prevé que el impacto del conflicto catalán en el PIB se limite al cuarto trimestre

Cree que algunos indicadores de incertidumbre están evolucionando en línea con el escenario más benigno

"La cuestión ahora es cuál va a ser realmente el impacto de la incertidumbre", afirma Hernández de Cos

banco de españa
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde. EFE

El director general de Economía y Estadística del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, afirma que desde el organismo prevén que el impacto de la crisis política catalana se perciba únicamente en el cuarto trimestre de 2017 y haya desaparecido en el primero de 2018.

Así lo señaló durante una mesa redonda sobre las perspectivas de la economía y de los mercados financieros enmarcada en la jornada 'Invertir en un horizonte de crecimiento', organizada por Mutua Madrileña y El Nuevo Lunes, en el que indicó que el Banco de España espera que la influencia de la crisis política catalana coincida con el escenario más benigno de los planteados por la institución, con un impacto en el PIB de alrededor del 0,3%.

Así, Hernández descartó que se llegue al otro escenario más dramático estudiado por el organismo, en el que se preveía un impacto de hasta el 2,5% en el PIB.

Además, Hernández afirmó que, aunque se ha percibido una desaceleraciónen la economía catalana en comparación con el resto de España, no haría una relación entre los resultados electorales del próximo 21 de diciembre y la incertidumbre. En este sentido, consideró que todo dependerá de la reacción de los partidos políticos tras la cita electoral, e indicó que espera que las formaciones "hayan aprendido algo".

El Banco de España hizo referencia por primera vez al impacto en la economía de la crisis política catalana en su informe sobre las proyecciones macroeconómicas para el periodo 2017-2019 publicado el pasado 28 de septiembre.

En concreto, en el informe del organismo que gobierna Luis Linde se recogía que "en cuanto a los riesgos que rodean a las proyecciones de crecimiento del PIB, en el plano interno, las tensiones políticas en Cataluña podrían afectar eventualmente a la confianza de los agentes y a sus decisiones de gasto y condiciones de financiación".

Además, fuentes el organismo indicaron entonces que la situación en Cataluña "es un elemento de incertidumbre sobre las proyecciones económicas", que se une a otros, por ejemplo de carácter internacional como puede ser el brexit.

La institución estima que la economía española registrará un crecimiento del 3,1% este 2017, que se moderará al 2,5% en 2018 y al 2,2% en 2019.

Normas