Guindos avisa de que Cataluña crecerá menos que la media por la crisis política

Asegura que las agencias de rating habrían elevado la nota de España sin el proceso soberanista

Insiste en que el Gobierno tiene la voluntad de aprobar los Presupuestos de 2018

El ministro de Economía Luis de Guindos.
El ministro de Economía Luis de Guindos. EFE

El ministro de Economía, Luis de Guindos, avisó hoy de que la economía catalana ya crecerá menos que la media en el último trimestre de este año. Hasta ahora, Cataluña había mostrado una mejor evolución que el promedio, algo que el Gobierno estima que ya ha empezado a cambiar. Es el efecto, apuntó Guindos, de la "salida de miles de empresas de Cataluña, de la paralización de importantes proyectos de inversión, el frenazo de las reservas turísticas, el endurecimiento de las condiciones crediticias o la caída del comercio minorista". 

La crisis política generada en Cataluña tras el intento de referéndum del pasado 1 de octubre está detrás de la rebaja de las estimaciones de crecimiento que están llevado a cabo la mayoría de analista y el propio Gobierno. El ministro de Economía recordó que el Plan Presupuestario que el Ejecutivo remitió a Bruselas recientemente incorporaba una rebaja de tres décimas del avance del PIB para el próximo año, del 2,6% al 2,3%. Ello refleja una importante desaceleración. España pasará de crecer al 3,1% este año a hacerlo al 2,3%. De las ocho décimas menos de crecimiento, Guindo responsabilizó a la situación en Cataluña. Ello supone 5.000 millones. 

El ministro de Economía recordó que otros organismos como el Banco de España o la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) han publicado informes en los que apunta a impactos mayores. Guindos, sin embargo, se mostró optimista y confiado en que la situación se encauzará y la estabilidad política se reinstaurará. 

La prima de riesgo que hoy se mueve en torno a los 115 puntos rondaría los 80 o 90 puntos sin la crisis de Cataluña, defendió Guindos. De hecho, defendió que las agencias de calificación crediticia habrían elevado la deuda de España a notable alto.

En este sentido, aseguró que el Gobierno ya ha elaborado un borrador prácticamente cerrado de los Presupuestos Generales de 2018 y señaló que la intención es aprobar las cuentas a principios del próximo año. Como ya sucedió en el ejercicio en curso, el Ejecutivo deberá prorrogar las cuentas de este año. Ello implica que, de momento, el salario de los funcionarios no aumentará en 2018. También las medidas pactadas con Ciudadanos como la rebaja del IRPF para las rentas bajas o la reducción del 21% al 10% de las entradas de cine han quedado paralizadas. El PNV la formación que tiene la llave para sacar adelante el Presupuesto de 2018 y que hasta la fecha ha denegado su apoyo por la actuación del Ejecutivo en Cataluña. 

Guindos aseguró que la economía española crece hoy con unas bases solidas marcadas por la mejora de la productividad, la moderación de precios, el saneamiento bancario y la estabilidad de las cuentas públicas. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aseguró ayer que España cerrará este año un déficit público del 3%, una décima menos que el objetivo. Guindos recordó que ello permitirá que España salga del procedimiento de déficit excesivo la próxima primavera. En el Plan Presupuestario que el Gobierno remitió a Bruselas se estima que los números rojos bajarán el próximo año al 2,3%, una décima por encima del límite comprometido con Bruselas. En cualquier caso, Guindos señaló que esa pequeña desviación se solventará cuando se aprueben las medidas previstas en los Presupuestos de 2018. 

Normas