independencia cataluña
Vista de Barcelona

La ocupación hotelera cayó un 7,5% en Barcelona en octubre

Las ventas de hoteles de cuatro y cinco estrellas bajaron un 14%

Los hoteleros limitan el impacto a la capital catalana

Juan Molas, presidente de la Confederacion Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), ha puesto cifras al impacto que ha tenido la crisis catalana en el turismo. "La ocupación cayó en octubre una media del 7,5% en Barcelona", ha apuntado esta mañana durante la presentación del Observatorio de la Industria Hotelera a partir de una encuesta interna realizada a establecimientos que suponen el 30% de la oferta en la capital catalana. Molas ha puntualizado que el mayor impacto se produjo en los hoteles de cinco estrellas, muy dependientes del turismo asiático y americano. "Fueron los primeros que cancelaron y provocaron una caída media de las ventas del 14%", ha señalado

Los hoteleros acotan el impacto de la crisis a Barcelona. "Costa Brava, Costa Dorada, Maresme y Pirineos tienen juntos mas camas que Barcelona y allí no se ha notado, en gran medida por el fin de la temporada alta. De hecho, el tráfico aéreo en Cataluña creció un 3,7% en octubre, según los últimos datos de Aena", ha remarcado.

Pese a ello, el presidente de los hoteleros ha recalcado su enfado por el espectáculo dado por los políticos tras el referéndum del 1-0, especialmente tras el reconocimiento de que los independentistas no tenían plan B en caso de fracasar. “Se han producido caídas importantes de rentabilidades, de producción y de ocupación en los hoteles. Me gustaría saber quién va a pagar esto”, señaló visiblemente enfadado.

El presidente de los hoteleros vaticinó que pese a los acontecimientos en Cataluña, el ejercicio acabará con más de 80 millones de turistas extranjeros, con varios destinos especialmente beneficiados como Canarias en el ámbito autonómico, “podría superar los 16 millones de viajeros”, y en el local destacó Madrid, Valencia, Granada, Sevilla o Córdoba. Molas, que estuvo presente la pasada semana en la feria World Travel Market en Londres, una de las más importantes del sector, advirtió que se está produciendo una ralentización en el ritmo de reservas de cara a la próxima temporada alta, “del entorno del 6%”, y la justificó por la recuperación de los destinos competidores de sol y playa de España, entre los que destacó a Grecia y Turquía. “Están restando demanda mediante una estrategia basada exclusivamente en bajadas de precios, especialmente atractiva para un segmento del turismo británico”, ha dicho.

Normas
Entra en EL PAÍS