Presupuestos 2018

Montoro cede más ingresos del impuesto de sociedades al País Vasco

El Consejo de Ministros da luz verde a una Ley del Cupo muy favorable a la comunidad foral

El Ejecutivo lanza un guiño al PNV para sacar adelante el Presupuesto de 2018

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. EFE

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, llevó al Consejo de Ministros la nueva Ley del Cupo vasco para el quinquenio 2017-2021. La norma contempla el acuerdo que ya alcanzó el Ejecutivo con el PNV en las negociaciones bilaterales y que sirvieron para que los nacionalistas apoyaran los Presupuestos de 2017.Sin embargo, faltaba plasmar el pacto en una norma y es lo que ha hecho ahora Hacienda.

Con ello, lanza un guiño al PNV que puede servir para ganarse su favor a las cuentas de 2018. El partido del lehendakari Íñigo Urkullu anunció que no apoyaría el Presupuesto de 2018 por la intervención de Cataluña. El Ejecutivo de Mariano Rajoy confía en cambiar esa postura durante la tramitación parlamentaria del nuevo cupo y, de hecho, ya se han producido contactos discretos. 

El País Vasco goza de los beneficios del sistema foral, que le permite recaudar la mayor parte de los impuestos y, posteriormente, ceder una parte al Estado por las competencias no transferidas. El dinero que la administración vasca abona al Estado recibe el nombre de cupo. La nueva Ley del Cupo es muy favorable a los intereses del País Vasco, que goza de muchos más recursos por habitante que las comunidades de régimen común.

Además, aunque una empresa tenga su sede fuera del País Vasco, abonará el impuesto y el IVA a las autoridades forales si el 75% o más del volumen de sus operaciones se realiza en esa comunidad autónoma. Ello implica más ingresos propios para las arcas del País Vasco.

Montoro señaló en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros que la nueva Ley del Cupo vasco demuestra que dentro de la legalidad hay margen para alcanzar acuerdos en beneficio de las comunidades autónomas y entre actores que en algunos aspectos están ideológicamente muy alejados.

Era un claro mensaje hacia Cataluña. En cualquier caso, la reforma del sistema de financiación autonómica de las comunidades de régimen común, que es el grupo al que pertenece Cataluña, avanza muy lentamente y es probable que la legislatura finalice sin ningún acuerdo. 

Normas