Los analistas creen que el Ibex 35 dará un salto adelante en el corto plazo

La convocatoria de elecciones anticipadas en Cataluña supone un "punto de inflexión"

La Bolsa española acortará la brecha abierta con el resto de los índices europeos

Ibex 35

Inyección de optimismo para el mercado español. La convocatoria de elecciones anticipadas en Cataluña tras el cese del Govern supone un alivio para los inversores en España, que ven la aplicación del artículo 155 después de la declaración unilateral de independencia como el principio de la solución a la crisis desatada por el desafío independentista. Los expertos advierten que la tensión política no desaparece del todo, pero sí se rebaja considerablemente, lo que ayudará al Ibex 35 a dar un salto hacia delante en el corto plazo y a recuperar parte del terreno perdido en las últimas semanas, recortando así el diferencial (gap, en la jerga) abierto con el resto de los principales índices europeos.

"Si la situación se estabiliza y se tranquilizan los ánimos, es muy factible que la Bolsa española rebote con cierta intensidad en el corto plazo, sostienen en Link Securities, donde apuntan que la crisis constitucional catalana podría haber alcanzado un "punto de inflexión", aunque habrá que estar atentos a “la resistencia de los secesionistas a aceptar la nueva realidad política de la región”. En este contexto, señalan que "es factible que la Bolsa española se desmarque en esta ocasión para bien", aunque de las noticias que lleguen desde Cataluña dependerá que el mercado consolide o no las alzas.

Por lo pronto, hoy el Ibex 35 recoge el impacto de la convocatoria de elecciones para el próximo 21 de diciembre y avanza con ganas, superando los 10.400 puntos y colocándose en positvio en octubre. Para Renta 4, "esta convocatoria se presenta como una solución al aumento de las tensiones políticas por lo que, tras el diferencial abierto entre España y Europa las últimas semanas, podríamos ver un mejor comportamiento relativo del mercado español frente al resto de mercados europeos en el corto plazo".

En octubre, el diferencial del Ibex 35 con sus comparables europeos es de unos 2,2 puntos porcentuales. "Lógicamente, si todo va bien y hay tranquilidad, el Ibex seguirá recuperando posiciones y las diferencias con Europa se deberían ir igualando", apunta Ignacio Cantos, director de inversiones de Atl Capital, que coincide en que noviembre será mejor en términos relativos para el mercado español, de manera que estima que el Ibex 35 podría alcanzar los 10.800 puntos. "Cabe esperar una ganancias del 4% o 5% adicional en el Ibex de aquí a las elecciones", afirma.

Desde los máximos de mayo de 2017, el Ibex pierde en torno al 6% mientras que el Dax se anota subidas de más del 4%. Teniendo en cuenta que la política del BCE afecta a los dos países de forma parecida -la semana pasada se conoció que se seguirán implementando estímulos pero a menor ritmo- y que las empresas del Ibex mejoran los beneficios de sus comparables del DAX, "es evidente que el riesgo percibido por los inversores por Cataluña es el principal lastre que está haciendo que el selectivo nacional vaya por detrás del índice teutón", explica Rodrigo García, analista de XTB, que recalca que "se necesita más que nunca" un catalizador que haga de trampolín para el Ibex.

Pero, tras la cadena de acontecimientos desde el pasado viernes, la situación ha cambiado y el Ibex 35 ya no estará tan penalizado por cuestiones locales. Asimismo, la prima de riesgo también se muestra más relajada y el interés del bono español a diez años baja del 1,6% a casi el 1,5%.

Cautela

Con todo, teniendo en cuenta que la actualidad en España seguirá dominada por Cataluña, que podrían persistir los enfrentamientos entre el Gobierno de España y el ahora exgobierno autonómico y que se ha producido un gran daño social y económico en la región, desde Renta 4 recomiendan actuar con cautela hasta que el resultado de las elecciones se muestre como la "solución definitiva". Por lo pronto, las encuestas apuntan a la pérdida de los partidos independentistas de la mayoría en el Parlamento.

Para Victoria Torre, responsable de desarrollo de contenidos, productos y servicios de SelfBank, la agitación en los mercados no va a desaparecer. "Es probable que la volatilidad no nos abandone en las siguientes semanas y seguiremos viendo vaivenes en función de las noticias que se vayan publicando", cree. "Las noticias de las medidas adoptadas por el gobierno a raíz de la aplicación del 155 se irán alternando con las llamadas a la desobediencia, y también podrían entorpecer la remontada de las Bolsas los anuncios de organismos y firmas internacionales alertando sobre la situación de España, retirada de inversiones en nuestro mercado...", añade.

Normas