Gortázar: “El cambio de sede de CaixaBank no es temporal”

El consejero delegado reconoce que hubo intranquilidad tras el 1-O

"Tengo la totalidad de mi patrimonio en la oficina de la Diagonal de Barcelona y duermo tranquilo"

Caixabank
EL consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar (centro), tras finalizar la rueda de prensa de presentación de los resultados económicos de los nueve primeros meses de 2017 y lo hace por primera vez en Valencia. EFE

El consejeRo delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha reconocido que tras el referéndum ilegal por la independencia de Cataluña del pasado 1 de octubre se detectó en la clientela "intranquilidad y nervioso", razón por la que la red se tuvo que volcar en explicar a los clientes qué era la entidad, y finalmente tuvo que cambiar su sede social y fiscal a Valencia. Tras este traslado los clientes, ha asegurado, empezaron a tranquilizarse. De hecho, y según ha explicado el primer ejecutivo de la entidad catalana, la situación "no solo está controlada, sino que ha revertido".

Pese a ello, Gortázar ha sido muy claro en esta ocasión, "el cambio de sede no es temporal. Si el consejo hubiera querido que fuera temporal lo hubiera dicho, y no ha sido así", ha declarado, para añadir que el traslado pretende dejar claro que la entidad siempre estará en la zona euro "y bajo el paraguas del Banco Central Europeo). Eso sí, el ejecutivo, que ha presentado por primera vez los resultados del tercer trimestre de CaixaBank fuera de Cataluña, en concreto en Valencia, no ha querido dar detalles de los depósitos que han salido de la entidad tras el 1 de octubre, aunque aseguró que "el impacto en depósitos se ha parado y revertido y ya está en la senda del crecimiento".

El cambio de sede supone que ya siempre los consejos de administración ordinarios se van a reunir en Valencia, además de presentar los resultados en esta ciudad, lo mismo que celebrar las juntas de accionistas. Gortázar también ha insistido en que el traslado ha sido técnico, y motivado en la protección de los clientes.

Sobre nuevos traslados de personal, presidencia u otras direcciones como ha hecho Banco Sabadell, que se llevará presidencia y secretaria general a Madrid, Gortázar ha indicado que ahora "no se prevé".

El ejecutivo reconoció que la situación económica ahora en Cataluña o es buena, y espera que no se prolongue más la crisis para evitar una mayor caída, que según datos de Economía ya está afectando al crédito empresarial.

Lo que sí asegura y ha aconsejado a los clientes es que no hace falta que saquen su dinero de Cataluña. "No hay motivos", y para enfatizar este mensaje ha explicado que "yo tengo la totalidad de mi patrimonio en una oficina de la Diagonal, y duermo traquilo. No voy a trasladar mi cuenta a otro sitio".

También ha asegurado que, de momento, la entidad no tiene previsto modificar sus previsiones para este año como consecuencia de la crisis de Cataluña, aunque en 2018 habría que ver la evolución de la economía.

Normas