La compra de BPI permite a CaixaBank ganar 1.488 millones, un 53,4% más

El margen de intereses crece a ritmos de más del 10% gracias a la filial portuguesa

La entidad marca récord trimestral de beneficio: 649 millones de euros

CaixaBank ganó 1.488 millones en los primeros nueve meses del año, cifra que está por encima de las previsiones de los analistas según Reuters. La cifra está un 53,4% por encima de la registrada el año pasado a estas alturas, gracias a la aportación de BPI.De hecho, se trata del mejor trimestre histórico para CaixaBank, con un resultado entre julio y septiembre de 649 millones de euros.

La Bolsa ha reaccionado con una subida del 3% en la apertura del mercado, convirtiéndose en el mejor valor del Ibex 35.

Los beneficios contables de la adquisición del banco portugués han aportado 256 millones a la cuenta de resultados. Además, la aportación al negocio de BPI (sin contar el citado efecto contable) es de 180 millones de euros. Excluyendo BPI, el trimestre ha sido igualmente positivo para CaixaBank. Las cuentas con un perímetro homogéneo mejoran un 63%, según los datos remitidos a la CNMV.

La entidad ha conseguido que, en un contexto de tipos a la baja, crezca el margen de intereses, un 15,2% en términos interanuales (6,5% solamente CaixaBank). En términos trimestrales se mantiene estable en torno a los 1.100 millones de euros.

La aportación de la venta de activos se reduce un 60% hasta los 287 millones de euros. En este apartado, además de las operaciones de mercado, computa la venta de Visa Europe (165 millones en 2016). Las provisiones han crecido hasta los 800 millones de euros (+66%)  porque el banco ha apartado 455 millones para prejubilaciones (en la primera mitad del año), además de sanear 154 millones por su participación en Sareb.

En cuanto a la evolución del balance, la empresa ha crecido un 0,2% en los (depósitos y cuentas) en lo que va de año, pero éstos se han reducido un 0,6% en el tercer trimestre (un 0,7% en CaixaBank y un +0,4% en BPI). El banco indica que el tercer trimestre es un periodo en el que habitualmente se reducen los pasivos de clientes.No ha hecho referencia al impacto del proceso independentista en el negocio, más allá de dar cuenta del cambio de sede social a Valencia. 

Mientras, el crédito a clientes (particulares y empresas) crece el 9,9% en el año gracias a la aportación de BPI; CaixaBank lo reduce en un 1,5%.

La morosidad se mantiene relativamente estable; baja una décima hasta el 6,4%. La mora en BPI es inferior a la de CaixaBank (5,5% frente a 6,5%). En términos brutos, los dudosos bajan en 130 millones en el trimestre, hasta los 15.286 millones de euros, con un ratio de cobertura del 50%.

El ratio de capital del banco está en el 11,7%, en línea con los objetivos. Excluyendo la aportación negativa de BPI, el banco ha generado 50 puntos básicos de capital en el año mediante resultados, perdiendo 16 por otros impactos.

Normas
Entra en El País para participar