El Tribunal de Cuentas da a Mas 15 días extra para pagar la fianza del 9N

Acepta la petición del expresidente de la Generalitat

El exresponsable del Govern pagó esta semana 2,2 de los 5,25 millones requeridos

artur mas
El expresidente de la Generalitat de Cataluña Artur Mas en las elecciones de junio de 2016.

El Tribunal de Cuentas ha aceptado ampliar el plazo concedido a los responsables de celebrar la consulta secesionista catalana del 9 de noviembre de 2014, atendiendo a la petición que le había hecho esta semana el expresidente de la Generalitat Artur Mas.

El antecesor de Carles Puigdemont había abonado esta misma semana 2,2 millones de euros de los 5,25 millones que el Tribunal de Cuentas reclama a los responsables del 9N por el uso de fondos públicos para costear la consulta.

Mas solicitaba a la vez una prórroga de 15 días en el plazo que se les había concedido para hacer frente a la fianza, que expiraba esta semana. El Tribunal de Cuentas ha aceptado flexibilizar los plazos en los términos solicitados.

En concreto, el Tribunal de Cuentas da a Mas 5 días hábiles a contar desde que los interesados reciban la comunicación oficial que les ha enviado este jueves en respuesta a su petición.Es decir, que el plazo se amplía hasta casi mediados de noviembre. Los movimientos independentistas vienen llevando a cabo colectas entre sus simpatizantes para reunir el monto con el que abonar la fianza.

La respuestas del Tribunal de Cuentas llega solo unas horas después de que el Gobierno avisara a Puigdemont de que el sábado pondrá en marcha el artículo 155 de la Constitución, que permite suspender la autonomía de Cataluña, a la vista de que el president no acaba de renunciar a la legislación secesionista que ha anulado el Tribunal Constitucional.

Aunque Ejecutivo y oposición ya trabajan en las medidas coercitivas a aplicar a partir de la próxima semana, cuando el Senado las valide, la esperanza de quienes apuestan por el diálogo está puesta ahora en estas 48 horas de margen para la negociación.

En este sentido, la respuesta del Tribunal de Cuentas rebaja la tensión pues, cuanto menos, atrasa la posibilidad de acabar embargando los bienes de Mas y del resto de exmiembros del Govern de la Generalitat.

Normas