Hacienda crea una cuenta en el Banco de España para controlar los gastos en Cataluña

El Gobierno gestionará desde ella los pagos a acreedores de la comunidad

El Ejecutivo consignará en la cuenta el remanente de la asignación autonómico que no se gaste

Cataluña
Sede del Banco de España.

El Gobierno acaba de dar una vuelta de tuerca al control financiero de Cataluña puesto en marcha hace unas semanas por el Consejo de Ministros a fin de evitar gastos irregulares ante el desafío legislativo de las fuerzas independentistas de la comunidad.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) recoge este miércoles la creación de una cuenta en el Banco de España desde la que el Gobierno central controlará los gastos de la comunidad autónoma y en la que consignará el remanente del que no se haga uso.

En concreto, según se especifica, la Secretaría General de Financiación Autonómica y Local, dependiente del Ministerio de Hacienda, solicita a la Secretaría General del Tesoro y Política Financiera la autorización para la apertura de una cuenta en el Banco de España de la cual será titular, y en la que se gestionarán los pagos.

Además, recoge la orden, “en caso de que existiera remanente no dispuesto por parte de la Comunidad Autónoma de Cataluña con cargo a las entregas a cuenta del sistema de financiación autónomica que le corresponden”, Hacienda consignará en este cuenta el dinero sobrante para hacer frente a las facturas de acreedores una vez se justifiquen debidamente.

El ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, aseguró el pasado 15 de septiembre que gracias a las medidas de control financiero puestas en marcha sobre la comunidad autónoma de Cataluña, “ni un euro irá a pagar una actividad ilegal”.

Con la cuenta creada en el Banco de España, se acaba de articular un "sistea, especial y excepcional", detalla el BOE, que permite hacer frente al pago de proveedores de Cataluña de forma directa y sin remitir los fondos a la comunidad.

La creación de la cuenta dependiente del supervisor financiero garantiza que solo los pagos debidamente autorizados tendrán respuesta mientras que el resto de los fondos asignados a la comunidad quedarán a recaudo del Banco de España, sin posiblidad de que la Comunidad disponga de ellos.

La cuenta seguirá vigente hasta que la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos de por extinguida la situación de excepcionalidad abierta en Cataluña, momento el que se procederá a la cancelación de la cuenta y a la liquidación del saldo remanente en favor de la comunidad autónoma.

Normas