Tesla abre en Barcelona su primera tienda propia en España

Prevé que su primer establecimiento en Madrid se inaugure en noviembre

La compañía avanza en la instalación de sus cargadores en España

Tesla
Fachada de la tienda de Tesla en Barcelona.

La automovilística Tesla ya tiene una tienda propia permanente en España. La compañía estadounidense ha inaugurado este martes su establecimiento en Barcelona. En la céntrica calle Roselló de la capital catalana se ubica el local en el que se podrá probar, actualizar y adquirir los vehículos de la marca.

La empresa ya tenía previsto desde hace meses tener tiendas permanentes en España. Tras la de Barelona llegará el mes próximo una segunda, esta en Madrid, en el número 3 de la calle Serrano. Hasta ahora, la compañía únicamente había apostado por tiendas temporales, como la que tiene en Pozuelo o la que tuvo durante el pasado verano en Marbella, en un centro de El Corte Inglés.

La compañía desliga esta apertura a la situación que vive Cataluña, sobre la que no pretende hacer ninguna valoración. Sendos establecimientos estaban proyectados desde hace tiempo.

Estas dos tiendas se unen al centro de servicios de Tesla que se encuentra en L'Hospitalet, en la provincia de Barcelona. La compañía pretende contar con otro centro de este tipo, que da servicios de mantenimiento y de tienda, también en la Comunidad de Madrid.

El establecimiento barcelonés, ubicado en el centro de la ciudad, tendrá de muestra el Model S, con 632 kilómetros de autonomía, y el Model X. La empresa ha informado que el personal de esta y de la tienda de Madrid pertenecerán a la plantilla de Tesla y contarán con una "alta cualificación".

Además, la compañía mantiene la expansión de su red de puntos de carga. El último en incorporarse ha sido el supercargador de Manzanares, en Ciudad Real, con el fin de conectar la Comunidad de Madrid con el sur de la península. En total son ya más de 100 puntos de carga divididos en 16 estaciones de supercargadores en España. El objetivo es acabar el año con 24. Tesla tiene además 200 puntos de carga en destino en la Península Ibérica.

Normas