La revalorización de la Bolsa y la reducción de la deuda eleva la riqueza financiera de las familias

Los activos financieros netos suman 1,36 billones de euros en el segundo trimestre, un 9,3% más que el año anterior

Cuentas financieras hogares pulsa en la foto

La riqueza financiera neta de las familias españolas se situó en 1.366.708 millones de euros en el segundo trimestre del año, lo que supone un aumento del 9,3% respecto al mismo periodo de 2016 y un 0,9% más en comparación al anterior trimestre, por lo que ya equivale al 120,6% del PIB, una ratio que ya es 6,4 puntos porcentuales superior a la de junio del año pasado, según los datos publicados por el Banco de España este lunes.

De esta forma, la riqueza de los hogares continúa mejorando a buen ritmo y se mantiene sensiblemente por encima de los niveles previos a la crisis económica, ya que en el primer semestre de 2007, justo antes del comienzo de la recesión, rozaba el billón de euros y hoy es de esos 1,36 billones de euros, más del 35% superior. Esto pone de manifiesto que las familias han aprovechado los años de crisis para reducir su deuda y elevar su riqueza. Una mejora en la que en el último año también ha desempeñado un papel protagonista la revalorización en Bolsa de la renta variable.

No obstante, al contrario de lo que venía sucediendo en los últimos trimestres, la deuda de los hogares creció un 0,94% en el segundo trimestre del año, hasta sumar un total de 720.119 millones de euros, si bien dicha cifra es un 1,5% inferior a la registrada un año antes. En términos interanuales, la deuda de los hogares no ha dejado de caer desde el año 2010, coincidiendo con los años más duros de la crisis económica. En términos de PIB representa el 63,6%.

El leve repunte experimentado por el endeudamiento en el segundo trimestre estaría motivado por la mejora del sector inmobiliario y el crecimiento que experimentan los nuevos créditos hipotecarios para la compra de vivienda. Sin embargo, en términos agregados, todavía el saldo vivo de todas las hipotecas en vigor continúa descendiendo, ya que es mayor el volumen de préstamos que van cancelándose que aquellos que se conceden.

Los activos financieros totales de las familias, antes de descontar la deuda que poseen, alcanzaron los 2,14 billones de euros entre abril y junio, un 5,2% más que hace un año y un 0,9% más que en el primer trimestre.

Por componentes, el Banco de España ha explicado que el grueso de los activos financieros de los hogares se encontraba a finales del segundo trimestre de este año en efectivo y depósitos (el 40% del total), seguido de participaciones en el capital (25%), seguros y fondos de pensiones (17%) y participaciones en fondos de inversión (14%).

De ellos, las participaciones en el capital fueron el componente que más incrementó su peso en los activos financieros de los hogares (con un avance de 1,5 puntos porcentuales) en el último año, mientras que el peso del efectivo y los depósitos fue el que más disminuyó, un total de 2,2 puntos porcentuales menos. Pese a esta progresión, la cartera financiera del común de las familias continúa siendo bastante conservadora, con un peso aún muy elevado de los productos más tradicionales, que son el efectivo y los depósitos; en detrimento de otros productos más vinculados a la renta variable y, por ello, con más riesgo.

Un 10% más de contratación hipotecaria

La estadística que elaboran los notarios muestra la inequívoca buena marcha de la compra de vivienda, principal motivo por el que se endeudan los hogares.

 Hipotecas. Los préstamos hipotecarios para adquirir casa aumentaron un 10% anual en agosto, hasta sumar 12.072 créditos nuevos.

 Importe. La cuantía media de estos préstamos ascendió a 117.878 euros, apenas un 0,8% más que hace un año.

Compras al contado. El porcentaje de transacciones que se realizó con crédito fue del 44,2%, mientras el 55,8% restante fue al contado.

Normas